Doscientas cincuenta y tres personas participaron en el Programa de información y formación sobre violencia de género para la población inmigrante.

El programa de información y sensibilización sobre violencia de género a la población inmigrante, que contó con un presupuesto de 62.000 euros, se realizó en 15 localidades de las cuatro provincias gallegas y participaron 216 mujeres y 37 hombres inmigrantes procedentes de 31 países diferentes.

El objetivo fue a dar información sobre violencia de género en un formato adecuado, accesible, comprensible y de fácil uso; dar a conocer y abrir los canales de información y atención existentes; elaborar y difundir los materiales informativos específicos, con conceptos básicos sobre violencia de género, y crear un espacio de comunicación e intercambio entre las personas participantes.

Listen to this page using ReadSpeaker

Doscientas cincuenta y tres personas inmigrantes participaron en el programa "Nuevas Tecnologías: dinamización para la igualdad" organizado por la Xunta de Galicia, desde la Secretaría Xeral da Igualdade y la Secretaría Xeral da Emigración, en colaboración con la Asociación de Centros Homologados, con el objetivo de informar y formar sobre la violencia de género la población originaria de otros países y residente en Galicia.

Este programa, que es resultado del convenio de colaboración firmado el pasado mes de noviembre entre la Secretaría Xeral da Igualdade, la Secretaría Xeral da Emigración y la Asociación de Centros Homologados, tenía como objetivo sensibilizar de una forma adecentada sobre el problema de la violencia de género, atendiendo a las circunstancias específicas de la población extranjera en Galicia.

El programa se realizó en 15 localidades de las cuatro provincias gallegas (Vigo, Marín, Pontevedra, Ourense, Lalín, Xinzo de Limia, O Barco de Valdeorras, A Coruña, Ferrol, Ames, Negreira, Santiago, Lugo, Vilalba y Burela) y participaron 253 personas, 216 mujeres y 37 hombres, de un total de 31 países.

Las nacionalidades mayoritarias fueron Marruecos (42 personas), Colombia (35), Brasil (25), Perú (24) Cabo Verde (17). Por edades, 94 de los participantes y de los participantes, la mayoría, tenían entre 28 y 38 años, 70 tenían entre 38 y 48 años, 53 entre 18 y 28 años, 32 entre 48 y 58 años, y 4 personas más de 58 años.

La iniciativa dio a conocer la protección jurídica y social existente en las situaciones reales que se producen cuando se combinan violencia de género e inmigración.Se empleó para ello una estrategia divulgativa adecuada para abordar el problema de la violencia de género, atendiendo a las circunstancias específicas de la población extranjera.

Se realizó una jornada presencial de formación para formar sobre la violencia de género como un problema social, introduciendo con ayuda de soporte técnico audiovisual y carácter eminentemente práctico, conceptos básicos que sirven para la identificación de conductas y situaciones constitutivas de violencia de género. A continuación las personas participantes pusieron en práctica el uso de las nuevas tecnologías, concretamente Internet, como instrumento de acceso la información, prestaciones y atención que ofrecen las Administraciones Públicas y otras entidades como ONG, asociaciones de mujeres, organizaciones sindicales y redes nacionales e internacionales.

A las personas asistentes se les proporcionó, tanto en papel como en formato digital, un manual básico con información integral sobre los derechos reconocidos a las mujeres víctimas de violencia de género, recursos y prestaciones asistenciales existentes y protocolos de actuación en caso de sufrir o tener conocimiento de una agresión.

El convenio
El convenio que dio lugar a la realización de estos cursos surgió de la preocupación de la Secretaría Xeral da Igualdade y de la Secretaría Xeral da Emigración por la incidencia de la violencia de género en la población inmigrante, ya que las estadísticas muestran que la proporción de mujeres extranjeras en España víctimas de violencia de género, al igual que la proporción de agresores extranjeros, supone una sobrerrepresentación respecto al peso demográfico de mujeres y varones extranjeros en España.

Una de las causas de esta situación se encuentra, por un lado, en la situación de desigualdad entre hombres y mujeres, más manifiesta en algunos de los lugares de procedencia de una parte de la población extranjera, lo que motiva que el recurso a la violencia se revista de legitimidad y normalidad para los agresores y también para las víctimas, y por otro, las especiales circunstancias en las que se encuentran en muchas ocasiones las mujeres extranjeras en nuestro país, lejos de su contorno familiar y social, el que origina una inseguridad y dificultad superior al de las mujeres españolas a la hora de romper con la espiral de violencia.

Por eso, el programa se desarrolló con un común denominador: el de una atención adaptada a las circunstancias de las mujeres extranjeras víctimas de violencia de género. El proyecto estaba dotado de un presupuesto de 62.000 euros, 40.000 aportados por la Secretaría Xeral da Igualdade y los 22.000 restante por la Secretaría Xeral da Emigración.

1420 lecturas