Un imperio gastronómico gallego en Brasil

El lucense Belarmino Fernández Iglesias llegó a Santos en 1951 y, con mucho trabajo, se convirtió en el dueño de una red de restaurantes que no para de crecer.

Listen to this page using ReadSpeaker

Sesenta años después de llegar a la ciudad brasileña de Santos con tan solo un dólar en el bolsillo, el lucense Belarmino Fernández Iglesias es hoy el dueño del Grupo Rubaiyat, una red de restaurantes que no para de crecer. Junto a su hijo, que también se llama Belarmino, mantiene tres establecimientos en Sao Paulo, uno en Buenos Aires y otro en Madrid. El empresario gallego tiene planes de inaugurar un cuarto local en Brasil y tiene el sueño de abrir un restaurante en Galicia.

Recientemente, Belarmino hijo ha visitado las posesiones de la familia en Lugo. «En Rosende tenemos el pazo de Rivas, que es donde trabajaban mi padre y mis abuelos en los años cincuenta. Eran pobres, pero jamás hemos renegado de nuestros orígenes. Al contrario, es la lección que intento transmitir a mis hijos», cuenta. En el pazo han creado la Fundación Belarmino Fernández, con una escuela de hostelería para formar a los residentes en la zona.

En sus establecimientos, la familia promociona los productos gallegos, como el vino que producen en el pazo en Lugo. La bebida es un éxito en Madrid y principalmente en Sao Paulo. «Se vuelven locos con él, porque es muy fresco y su acidez va muy bien con ese clima», explica el hijo de Belarmino Fernández. Tener un restaurante del imperio Rubaiyat en Galicia aún es solo un sueño para los Fernández Iglesias, pues «en A Coruña, Santiago o Vigo no habría mercado para uno de nuestros restaurantes. Por lo que hemos analizado, es probable que ni en Barcelona lo haya», explica.

1873 lecturas