El Nacional se hace más gallego

El club uruguayo tiene desde este jueves dos sedes en la Costa de Morte.

Foto: La Voz de Galicia.
Foto: La Voz de Galicia.
Listen to this page using ReadSpeaker
Carballo, 9 de noviembre de 2012.

El Club Nacional de Montevideo se hizo ayer más gallego. La entidad, que se fundó en mayo de 1899, inauguró una nueve sede en la Costa da Morte y ya son dos. La primera se creó en Malpica y la segunda está en A Bugalleira (Ponteceso).

El promotor de esta nueva entidad es el directivo del equipo Carlos Fernández, que suele realizar frecuentes viajes a Bergantiños. Ayer actuó de maestro de ceremonias en un acto sencillo pero con mucho sentimiento por parte de las personas asistentes. Incluso el presidente del equipo, Ricardo Alarcón, intervino en directo vía telefónica en la inauguración de la nueva sede, a la que se acercaron varias y varios emigrantes uruguayos que viven en Galicia y que vivieron el momento con emoción.

Antes, Carlos Fernández, vestido con el chándal del Nacional, había ido recibiendo a las perosnas simpatizantes y las y los aficionados que se acercaron hasta A Bugalleira. Allí estaba también el presidente de la Peña de Malpica, Walter Calvo; los cónsules del Nacional en A Coruña, Gonzalo Rico, y en Carballo, Federico Acosta, así como el ex-jugador del Celta y Deportivo, el uruguayo Gustavo Loureiro, entre otros.

El edificio de la nueva sede es del propio Carlos Fernández, que a la entrada ha instalado sendas placas de cerámica en las que se hacen constar las siguientes inscripciones: «Rey de Copas. Club Nacional de Fútbol. Montevideo-Uruguay» y «Bugalleira 5». En ambas aparece el escudo del club tricolor.

El escudo del conjunto montevideano también luce en el centro de la fachada del inmuebles. Es de mayores dimensiones que las anteriores y en la parte superior se puede leer «Estadio: Gran Parque Central. Palco 26», mientras que en la inferior pone: «Rincón Tricolor. Montevideo-Uruguay. Carlos Fernández». Además tres enormes banderas del Nacional iluminaban la entrada de la casa y en su interior se encontraban por doquier alusiones gráficas al equipo.

El acto congregó a una veintena de personas, que esperaban ansiosas las palabras del presidente. Ricardo Alarcón comenzó su intervención desde Montevideo a las 15.20 y habló durante 20 minutos. Empezó diciendo que buena parte de las y los uruguayos tienen algún ascendente gallego o gallega y que, por eso, sentía una emotividad especial por lo que estaba aconteciendo en A Bugalleira. Recordó su estancia en Malpica, donde dice que descubrió algún marisco, y apuntilló que «donde hay un hincha del Nacional, hay un hermano».

Seguidamente Ricardo Alarcón pudo comunicarse con el meta Munúa, en la actualidad en el Levante, y que dejó claro que sigue muy unido al club uruguayo. Walter Calvo, Gonzalo Rilo o Paco Abella, un profesor malpicán, intervinieron para dar muestra de su conocimiento y pasión por el Nacional. Finalmente, el cura Aquilino Fernández bendijo el local.

 

Fuente y foto: La Voz de Galicia

1098 lecturas