Feijóo subraya que la unión de las 38 entidades gallegas en Cuba permitirá redoblar sus recursos y alcance para que el trabajo sea más eficiente y se abra a la población más joven

Resalta que, pese a la crisis, Galicia mantuvo las ayudas a las y los emigrantes como parte esencial de la política social, y que este año llegaron a 7.000 familias gallegas en Cuba.

Salienta que la cooperación que dio origen a las casas de gallegos y gallegas "vuelve a ser el instrumento para que Galicia exista en Cuba", a través de una fusión de entidades que también se da en Alemania, en Venezuela, Argentina y Cataluña.

Destaca que la unión permitirá "avivar el espíritu de galleguidad" que representan las entidades en el exterior al facilitar la implicación plena de la juventud, la atracción hacia la cultura gallega de las nuevas y de los nuevos cubanos que tomen la nacionalidad española y desarrollar la acción social de manera más eficaz y eficiente.

Feijoo en la reunión con Rodrigo Malmierca Díaz, ministro de Comercio Exterior e Inversión Extranjera de la República de Cuba
Feijoo en la reunión con Rodrigo Malmierca Díaz, ministro de Comercio Exterior e Inversión Extranjera de la República de Cuba
Listen to this page using ReadSpeaker
A Habana (Cuba), 5 de diciembre de 2013.

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, subrayó hoy que la unión de entidades gallegas en Cuba permitirá redoblar sus recursos y su alcance para que el trabajo que desempeñan sea más eficiente y sus puertas se abran a la población más joven. El mandatario gallego así lo dijo en el encuentro que esta tarde mantuvo con los presidentes y las presidentas de las organizaciones gallegas en la capital del país y con las y los coordinadores de la galleguidad en las provincias de Cuba, antes de que presidan la firma, en el Centro Gallego de La Habana, del acuerdo de unión entre 38 sociedades gallegas municipales y parroquiales activas en la Isla.

Feijóo calificó este acuerdo como un paso adelante para "avivar el espíritu de la galleguidad" que representan las entidades gallegas y "impulsarlo hacia los nuevos tiempos". "Queremos -resaltó- que se conviertan en auténticos foros de participación de la ciudadanía gallega en Cuba. Queremos que, mediante su unión, redoblen sus recursos y su alcance para que su trabajo sea más eficiente y se abra, especialmente, a la población más joven, a los descendientes de nuestros emigrantes en la Isla".

En su intervención, el titular de la Xunta recordó que fue la cooperación a que dio origen a las casas gallegas y a los distintos instrumentos de vinculación de las y los emigrantes con su tierra de origen y con su nuevo destino, y resaltó que, ahora, "la unidad sigue siendo el instrumento para que Galicia exista en Cuba, con una fusión de entidades que también se produce en Alemania, en Venezuela, en Argentina o, ya en España, en Cataluña."

El mandatario autonómico reconoció y agradeció el esfuerzo de las entidades para llegar a este acuerdo, de lo que dijo que servirá para "abrir la puerta de nuestras sociedades a una participación más plena, responsable y activa de la juventud cubano-gallega". "Las entidades gallegas en el exterior deben ser reflejo de la Galicia del siglo XXI y, tanto tierra a dentro como en la diáspora, los jóvenes tienen mucho que decir en ese futuro que está por construir", aseveró, para, a continuación, llamar a la gente joven a una implicación plena y comprometida, puesto que ella es depositaria "del legado de galleguidad que la emigración extendió por todo el mundo y en ella está que no pierda su eco".

Según recordó, los procesos de regulación o adquisición de la nacionalidad española tienen en Cuba su mayor repercusión y, en ese sentido, apuntó que "las sociedades gallegas tienen ante sí el reto de atraer a todos estos ciudadanos a la defensa de nuestra lengua, de nuestra cultura, de nuestras tradiciones y de nuestra capacidad de innovar y de crear."

Además, señaló que el acuerdo de unión hace posible para las entidades gallegas asimilar mecanismos "que le permitan llevar a cabo su impagable función de servicio social de la forma más eficaz y eficiente, teniendo en cuenta que, en ese sentido, la suma de esfuerzos siempre" es "adecentada".

En palabras del presidente de la Xunta, el sentido del acuerdo firmado hoy puede resumirse en el deseo de que "las entidades de emigrantes gallegos funcionen de forma coordinada, juntando esfuerzos y objetivos" para que "la voz de la diáspora se escuche más alto". "Son interlocutoras en la emigración y, desde ahora, podrán canalizar con mayor eficacia las necesidades y las consiguientes ayudas a nuestros emigrantes", reseñó.

Avance en la protección social de las personas emigrantes
Alberto Núñez Feijóo destacó que las asociaciones de gallegos y gallegas son la referencia y el apoyo a nuestras acciones de atención social y cultural en las comunidades de emigrantes, un terreno en el que el Gobierno gallego quiere continuar avanzando. Así recordó que el pueblo gallego lleva más de tres décadas demostrando su solidaridad con los y las residentes en Cuba, y subrayó que en este 2013 la Xunta asistió más de 7.000 familias de gallegos y gallegas en el país, mientras que, cada año, 38.000 ciudadanas y ciudadanos gallego-cubanos aproximadamente reciben ayudas de la Administración autonómica.

"El Gobierno de la Xunta no entiende una política social plena si en ella no integramos a aquellos que residen en el exterior", resaltó el titular del Ejecutivo gallego, quien explicó que, pese a la crisis Galicia mantuvo siempre las ayudas a las y los emigrantes como parte esencial de su política social.

Primera jornada del presidente de la Xunta en Cuba
El encuentro de Alberto Núñez Feijóo con los presidentes y presidentas de las entidades gallegas en La Habana y con las y los coordinadores de la galleguidad en las provincias de Cuba se produjo antes del acto de firma del acuerdo de unión entre 38 agrupaciones de emigrantes en La Habana. Ambos tuvieron lugar en la primera jornada del viaje del presidente de la Xunta a la Isla. Previamente, el mandatario autonómico presidió la inauguración de un foro empresarial gallego-cubano, que sirvió para abrir su agenda en la Isla, y mantuvo un encuentro de trabajo con el ministro de Comercio Exterior y la Inversión Extranjera de la República de Cuba, Rodrigo Malmierca Díaz. Ya esta tarde (noche en Galicia), Feijóo ha previsto participar en la presentación de dos publicaciones editadas en el año 2013 relacionadas con los vínculos gallego-cubanos.

673 lecturas