Emigración traslada su pesar por la muerte de Xosé Neira Vilas, uno de sus autores más destacados y miembro egregio de la diáspora gallega

  • Xosé Neira Vilas. Foto: Héctor Santos-Díez
    Xosé Neira Vilas. Foto: Héctor Santos-Díez
  • Na foto de arquivo, o presidente da Xunta de Galicia entregando a Xosé Neira Vilas da Medalla de Ouro de Galicia nun acto celebrado o pasado 24 de xullo
    Na foto de arquivo, o presidente da Xunta de Galicia entregando a Xosé Neira Vilas da Medalla de Ouro de Galicia nun acto celebrado o pasado 24 de xullo
  • Na imaxe de arquivo, Xosé Neira Vilas (terceiro pola dereita) durante o acto de entrega das Medallas de Galicia na súa categoría de Ouro, xunto coa e cos outros galardoados e o presidente da Xunta de Galicia o pasado 24 de xullo
    Na imaxe de arquivo, Xosé Neira Vilas (terceiro pola dereita) durante o acto de entrega das Medallas de Galicia na súa categoría de Ouro, xunto coa e cos outros galardoados e o presidente da Xunta de Galicia o pasado 24 de xullo
Listen to this page using ReadSpeaker
Santiago de Compostela, 27 de noviembre de 2015.

Con la muerte esta mañana de Xosé Neira Vilas en su localidad natal de Gres (Vila de Cruces – Pontevedra, 1928-2015) Galicia pierde a un de los Bos e Xenerosos, y nuestra  diáspora a uno de sus máximos representantes y defensores.

El autor de Memorias dun neno labrego -el libro más leído de la historia de la literatura gallega- tuvo una vida estrechamente ligada a la emigración, que dejará una honda huella tanto en su vida personal como en su formación y obra: en 1949, con apenas 20 años, marcha a Argentina, donde estudió periodismo, y entra en contacto con galleguistas como Luis Seoane, Rafael Dieste o Ramón Suárez Picallo y donde también conoce a su esposa, la cubana Anisia Miranda. Después marcha a vivir a Cuba, donde residirá de 1949 a 1961, y en La Habana  funda la Sección Gallega del Instituto de Literatura y Lingüística, que dirigirá durante 22 años.

En 1992 regresó a Galicia para vivir en Gres, donde se localiza la Fundación que lleva su nombre, y desde la que desarrolló hasta su fallecimiento una importante labor de dinamización cultural y lingüística: precisamente este pasado mes de julio presentaba el libro Semente galega en América, un catálogo de gallegos y gallegas a quienes el crucense más universal homenajeaba por dejar su huella creadora e innovadora en las tierras del otro lado del Atlántico, y, días después, recibía del presidente de la Xunta la Medalla de Galicia en su categoría de Oro.

Autor de más 60 obras, Neira Vilas era miembro numerario de la Real Academia Galega, Doctor Honoris Causa por las universidades de A Coruña y de La Habana e Hijo predilecto del Concello de Vila de Cruces. Entre otros galardones recibió la citada Medalla Galicia y la Medalla Castelao, el Premio Laxeiro, el Pedrón de Honor, el Premio Trasalba, el Premio de la Crítica Española (novela en gallego) y de la Crítica Gallega (ensayo), el Premio Otero Pedrayo y el de la Cultura Galega en la modalidad de Letras.

Galicia –la territorial y la de la diáspora, toda a Galicia universal- no lo olvidará jamás.

1593 lecturas