Relaciones a pleno rendimiento; las reacciones de los asistentes

El puente entre el cine gallego y cubano tiene una larga trayectoria y avanza hacia horizontes cada vez más sólidos. El Secretario Xeral de Comunicación, Fernando Salgado, fue fue el encargado de transmitir esta idea en la presentación de la muestra.

«La muestra de cine gallego cubano certifica las buenas relaciones con el país caribeño al tiempo que supone una oportunidad para que los espectadores gallegos confirmen la buena salud y el gran nivel conseguido por la cinematografía cuabana en el contexto latino». Así se manifestaba el Secretario Xeral de Comunicación en la presentación de la I Muestra de cine gallego-cubano.

Las imágenes grabadas en la capital cubana tuvieron un papel destacado en la historia de la diáspora entre la colectividad gallega que dejó su tierra. Salgado recordó la materialización de esto, el llamado «cine de correspondencia o films que los gallegos de la isla mandaban a nuestra tierra para que sus paisanos y familiares contemplaran las maravillas de aquella tierra prometida», recordó. Definió así como «dilatado» el puente de celuloide que une Galicia con Cuba y comenzó en el amanecer del siglo XX.

Salgado aprovechó también para recordar la figura de un gallego de relevancia en el panorama cinematográfico gallego y cubano, autor de la obra maestra Torero y «que incluso le hincó el diente a la narrativa de Juan Rulfo al llevar a la pantalla su Pedro Páramo». En este sentido, se refirió también a la relación entre el cineasta orensana y Alfredo Guevara, que si convertiría en el director del Instituto Cubano de las Artes y la Industria Cinematográfica (ICAIC). Reseñó que esta relación «vendría a germinar las primeras coproducciones galaico-cubanas».

817 lecturas