El Secretario Xeral da Emigración, Santiago Camba, presentó los resultados del 'Barómetro de la Inmigración 2011'

La comparación con los resultados del Observatorio español muestra una visión más integradora por parte de la población de la Comunidad Autónoma.

La comparación con los resultados del Observatorio español muestra una visión más integradora por parte de la población de la Comunidad Autónoma.

La mayoría de los gallegos y las gallegas consideran la presencia de niños y niñas inmigrantes en las escuelas como un hecho positivo, que no retrasa el normal funcionamiento del aula.

Las personas gallegas emigradas, y las ciudadanas y los ciudadanos extranjeros, tienen una visión más realista del porcentaje de inmigrantes que los gallegos y gallegas nativas y residentes en Galicia.

  • El Secretario Xeral da Emigración, Santiago Camba, durante la rueda de prensa
    El Secretario Xeral da Emigración, Santiago Camba, durante la rueda de prensa
  • El Secretario Xeral da Emigración, Santiago Camba, durante la rueda de prensa
    El Secretario Xeral da Emigración, Santiago Camba, durante la rueda de prensa
Listen to this page using ReadSpeaker

El Secretario Xeral da Emigración de la Xunta de Galicia, Santiago Camba, acompañado por el Subdirector Xeral do Retorno e da Inmigración, Antonio Aguarón, presentaron esta mañana en rueda de prensa los resultados de la segunda encuesta 'Barómetro de la Inmigración', correspondiente al año 2011.

Para la elaboración del Barómetro se realizaron 1.912 entrevistas telefónicas y presenciales a ciudadandas y ciudadanos españoles y extranjeros mayores de 18 años. De ellas, 798 corresponden a ciudadanas y ciudadanos españoles residentes en la Comunidad, 801 a personas extranjeras residentes en Galicia, y 313 a ciudadanos gallegos y gallegas con residencia en el extranjero. Esta variedad de procedencias y residencias permite una comparación interesante entre la propia percepción y la visión foránea.

El Barómetro refleja opiniones y percepciones en un triple perspectivo. En primer lugar, sobre el trato habitual existente entre las y los ciudadanos nacidos en Galicia y las personas inmigrantes; en segundo término, en relación a los planes de futuro de las y de los inmigrantes para establecerse definitivamente en el territorio gallego o retornar a lo propio; y finalmente, sobre si las condiciones de vida de las personas inmigrantes son mejores aquí que en su país de origen. Al mismo tiempo, y dada la vocación de continuidad de la iniciativa puesta en marcha por el departamento de Camba, permitirá, con el paso de los años, una perspectiva real de la evolución de la perspectiva popular del hecho migratorio.

Menos relación, pero mejor
Entre los datos más reseñables del estudio se sitúa que el 38 por ciento de los encuestados y encuestadas dicen que la relación entre inmigrantes y personas nativas mejoró en los últimos tiempos, aunque se registra un 22 por ciento de extranjeros y extranjeras residentes en Galicia que creen que la relación con las gallegas y los gallegos es peor que en el 2010.

También desciende el porcentaje, tanto de personas gallegas como de foráneas, que dicen mantener relaciones habituales unas con las otras. Igual que sucedía el pasado año, la mayor parte de las amistades surgen en el ámbito laboral.

Cabe reseñar la diferencia de perspectiva respecto del porcentaje de inmigrantes en Galicia. Así, mientras una amplísima parte de las y de los propios inmigrantes, y también de los gallegos y gallegas residentes en el extranjero, aciertan con el porcentaje, una buena parte de los nativos y las nativas residentes en Galicia calculan muy por encima de la cifra real.

El 37% de los residentes gallegos y gallegas consideran que las y los inmigrantes están bastante o muy integrados, y hay que destacar que este porcentaje aumenta en el caso de las personas extranjeras: la mitad se ve bastante o muy integrados, aunque, en contraste, hay que señalar que el 44% cree que lo está poco o nada.

Legislación, y situación actual
Respecto a si las leyes españolas son o no tolerantes para la regularización de los y de las inmigrantes, existe un dato que muestra una gran diferencia en los resultados entre las y los gallegos de la diáspora y los y las residentes en la Galicia territorial. Así, el 68% de los gallegos y gallegas residentes en el extranjero considera que la legislación es excesivamente tolerante, frente a tan sólo un 9% de los españoles y españolas residentes en Galicia. Cuanto a las propias inmigrantes, la mayoría de ellas se decantan por considerarlas 'adecuadas' e incluso 'tolerantes'.

Otro dato llamativo es que más de una cuarta parte de las y de los inmigrantes encuestados califican su situación como 'peor' que cuando salieron de su país, pero más de la mitad la consideran 'igual' o 'mejor'.

Posibles efectos de la crisis
Una mayoría amplia, incluso de gallegos y gallegas residentes en Galicia, considera un hecho positivo o muy positivo la presencia de niños y niñas inmigrantes en las aulas, y el 40% considera la integración de las y de los extranjeros como un hecho positivo para el desarrollo del país. Y casi todas las personas encuestadas creen que las niñas y los niños foráneos no retrasan el normal funcionamiento de las aulas.

Eso sí, se constata un descenso en la visión del hecho migratorio como algo positivo para la economía española en la población nativa residente en la Galicia territorial, un hecho seguramente derivado de las peores condiciones económicas que sufre toda la sociedad. Muchos gallegos y gallegas residentes aquí consideran además que las personas inmigrantes tienen más derechos que las propias gallegos (se trata de un nuevo apartado de la encuesta de 2011, por el que no se puede observar la evolución respecto de 2010).

Igualmente, hay que reseñar que únicamente el 22% de las y de los gallegos emigrados piensa en el retorno definitivo como posibilidad de futuro, aunque la mitad sí habla de retorno temporal, sobre todo por razones familiares. Todos los gallegos y gallegas de la diáspora encuestados coinciden en que la promulgación de la Ley de Retorno en Galicia, que ya prepara el departamento de Camba, será un hecho 'importante' o 'muy importante'.

Comparativa con el 'Oberaxe'
En líneas generales, los datos del segundo Barómetro de la Inmigración dibujan líneas similares a las del Informe anual sobre la situación de la discriminación y la aplicación del principio de igualdad de trato por origen racial el étnico en España, editado por el Observatorio Español de él Racismo y la Xenofobia (Oberaxe), si bien la percepción de las y de los gallegos nativos resulta bastante más "integradora" que la de los españoles y de las españolas en su conjunto, estudio realizado en los últimos meses de la anterior legislatura nacional.

Esto puede explicarse por la profunda huella histórica que dejó el hecho de la emigración en el inconsciente colectivo gallego, y también por la menor presión inmigratoria -especialmente de países extra comunitarios- que recibe Galicia respecto de otras zonas de España.

El Barómetro de la Inmigración, que está llamado a convertirse en un elemento de referencia de gran utilidad para las instituciones públicas y privadas que están trabajando en el terreno migratorio, es el primero impulsado desde la actual Administración autonómica. La elaboración del estudio en años sucesivos, además de permitir el análisis de la evolución de las opiniones y percepciones sobre la inmigración en Galicia, también posibilitará ahondar en aquel tipo de consultas que puedan tener más interés en cada momento, dado el carácter especialmente dinámico y cambiante del hecho migratorio.

1299 lecturas