Camba celebra con los gallegos y las gallegas de Londres el 'Día de la Galicia exterior' en la capital británica

El acto tiene lugar cada año en el Instituto Cañada Blanch, un referente de reconocida excelencia en el ámbito educativo.

Listen to this page using ReadSpeaker
24 de junio de 2012.

Centro Galego de LondresEl secretario xeral da Emigración, Santiago Camba, acaba de participar en el 'Día de la Galicia Exterior' de Londres, organizado cada año por el Centro Galego de la capital británica, fundado en el año 1968 y que en la actualidad preside Nicolás Miño.

Esta actividad lúdica y de confraternidad reúne a una parte considerable de las numerosas colonias gallega y española residentes en aquella ciudad, y tiene lugar en el Instituto Español Cañada Blanch, en la zona de Westminster, un centro educativo con reconocida excelencia, y enclave de especial simbolismo para la diáspora española.

Vicente Cañada Blanch, empresario valenciano afincado en Londres, fue un benefactor de las y de los emigrantes gallegos y españoles en Inglaterra, y dejó en su testamento un fondo económico destinado a mantener el Instituto Español que lleva su nombre, y que en la actualidad es un ejemplo para el estudio del español en Londres, y el centro educativo por excelencia para los hijos, hijas, nietos y nietas de la colectividad española.

Recuerdo permanente
En su alocución, Santiago Camba alabó la huella de los gallegos y las gallegas en Londres, y la capacidad de respeto y absorción de nuevas culturas de la sociedad británica. También hizo hincapié en la necesidad de ahondar en las relaciones internacionales en estos tiempos de incerteza en el ámbito financiero, y señaló que el Gobierno autonómico "nunca olvidó, ni olvidará jamás" a los gallegos y a las gallegas de la diáspora.

Al acto acudieron, además del secretario xeral da Emigración de la Xunta de Galicia, diversas autoridades locales y representantes de entidades gallegas y españolas en el Reino Unido, y también el director general de Migraciones del Gobierno Central, Aurelio Miras.

901 lecturas