Más de 40 gallegos residentes en Venezuela están recibiendo ayuda médica gracias a las ayudas de la Secretaría Xeral da Emigración.

Los beneficiarios son en su mayoría ancianos, en riesgo de exclusión social y residentes en Caracas y Valencia.

Listen to this page using ReadSpeaker
Santiago de Compostela, 16 de julio de 2010.

Un total de 43 gallegos residentes en Venezuela y que si encuentran en situación de necesidad están ya a recibir atención hospitalaria y servicios de residencia gracias al convenio firmado por la Secretaría Xeral da Emigración para ofrecer atención sociosanitaria, farmacéutica y asistencial a los gallegos que se encuentren en Venezuela y que no dispongan de asistencia sanitaria y de prestación farmacológica.

La Secretaría Xeral da Emigración ya recibió las primeras certificaciones y los informes médicos de la atención que se está llevando a cabo al amparo del convenio firmado con la Fundación Apoyo a la Ciudadanía Española en Venezuela, que está permitiendo prestar asistencia a los gallegos residentes en Venezuela que más lo necesitan.

Concretamente, en el Hogar San José de las Hermanas de los Ancianos Desamparados de Caracas se está ofreciendo servicios de residencia a 25 ancianos gallegos en situación de riesgo de exclusión social o en situación carenciada, mientras que en el Hogar San Vicente Paul, en Valencia, están siendo asistidos otros 14 emigrantes gallegos en situación de necesidad. Asimismo, al amparo de convenio ya se prestó atención especializada ambulatoria a otra persona, atención quirúrgica hospitalaria a otra más y otras dos recibieron atención farmacéutica y médica.

Así consta en la primera memoria remitida a la Secretaría Xeral da Emigración por la Fundación Apoyo a la Ciudadanía Española en Venezuela, en la que se recoge documentación relacionada con los beneficiarios de las ayudas, informes sociosanitarios de los beneficiarios y facturas y justificantes de pago de las acciones que serán sufragadas con cargo al convenio.

El propio convenio, por el que la Secretaría Xeral da Emigración se comprometía a acercar un máximo de 120.000 euros, establece que los pagos se irán haciendo contra certificación acreditativa y documentación justificativa de los gastos realizados, que es el que ha comenzado a recibir ahora la Xunta de Galicia.

1552 lecturas