Mañana entrará en vigor a nueva Ley de la Galleguidad

El Diario Oficial de Galicia publica hoy la Ley 7/2013, del 13 de junio, de la galleguidad, aprobada po el Parlamento de Galicia el pasado 11 de junio.

El nuevo texto legislativo preserva el patrimonio de las Comunidades Gallegas en el Exterior, da empuje a la mujer y a la juventud, y consolida las prestaciones socioasistenciales a la diáspora.

También destaca la incorporación a su articulado de la importancia de las comunidades gallegas en el exterior como ayuda a la proyección económica de Galicia.

Listen to this page using ReadSpeaker
Santiago de Compostela, 4 de julio de 2013.

El Diario Oficial de Galicia (DOG) de hoy publica Ley 7/2013, del 13 de junio, de la galleguidad, que entrará en vigor con fecha de mañana, 5 de julio de 2013. La nueva Ley de la Galleguidad fue aprobada el pasado 11 de junio por el Parlamento de Galicia, tras conseguir también un amplísimo consenso en la última reunión del Consello de Comunidades Galegas, que tuvo lugar en el mes de junio del pasado año en Santiago de *Compostela.

Cumpliendo el mandato estatutario
El Estatuto de autonomía de Galicia, en su título preliminar, destaca la importancia que la diáspora de sus hijos e hijas de los últimos dos siglos supuso para el pueblo gallego, estableciendo que las comunidades gallegas asentadas fuera de Galicia puedan solicitar el reconocimiento de su galleguidad. La Ley de Galleguidad de 1983 -pionera en su materia en España- recogía el mandato de la ciudadanía y fue una herramienta de enorme utilidad para Galicia y su diáspora pero el desarrollo social, económico y político de Galicia, del Estado español y de los países de acogida de los ciudadanos y las ciudadanas gallegos residentes fuera de Galicia, desde la*promulgación de la Ley de reconocimiento de la galleguidad, configuran hoy una realidad que supera el marco inicial de desarrollo de esta normativa legal.

Por ello esta nueva realidad en el ámbito de la galleguidad debía ser integrada en un nuevo marco normativo que actualizara la relación entre las comunidades gallegas y el pueblo gallego, hiciese más eficiente el uso de recursos públicos a favor de nuestros y nuestras residentes en el exterior y de las comunidades que conforman y diera respuesta a las nuevas realidades socioculturales y económicas.

Ejes de la nueva ley
La nueva ley promueve los procesos de unión o fusión entre las comunidades gallegas con un doble objetivo: por una parte, fortalecer, a través de la unión patrimonial y de sus asociados y asociadas, las propias comunidades gallegas y, por otra, proteger el patrimonio gallego, especialmente el cultural, fuera de Galicia. Asimismo, recoge el papel de las comunidades como agentes de cooperación gallega; la participación activa de la juventud y de la mujer en la vida asociativa de las comunidades gallegas para asegurar el necesario relieve generacional; la protección del patrimonio des dichas comunidades, especialmente el cultural; y la consideración de esas comunidades como agentes de la promoción cultural y de difusión de las posibilidades turísticas de Galicia en el exterior.

También trata de fomentar la importancia de las relaciones económico-empresariales y su fortalecimiento entre los agentes económicos de las comunidades gallegas de la Galicia exterior y los de la Galicia territorial. En este sentido, se reconocen nuevas formas de participación en la galleguidad, como son las asociaciones de carácter empresarial o las redes sociales, en diversas plataformas tecnológicas.

Por último, sin perjuicio de lo dispuesto en la normativa básica estatal, se define en esta ley la condición de gallego o gallega retornado y se establece el marco en el que se desarrollarán las actuaciones en materia de retorno que permitan la integración social, cultural y laboral de los gallegos y las gallegas que decidan retornar a Galicia.

 

1268 lecturas