La Xunta promueve la inserción laboral de más de 1.000 mujeres del rural con un nuevo programa de apoyos al empleo femenino en sectores con demanda al que se pueden acoger las gallegas retornadas

Con una inversión de 2,8 M€  se incentivará el diseño, por parte de ayuntamientos de menos de 5.000 habitantes y agrupaciones de municipios, de programas integrados de empleo femenino que combinen orientación, formación y asesoramiento laboral.

El plazo para solicitar las ayudas finaliza el próximo 14 de octubre.  

Se capacitará a las mujeres para su inserción laboral en sectores con demanda de profesionales como la economía verde y digital.

Las participantes en los programas recibirán un incentivo de 400 euros, y los ayuntamientos hasta 4.215 euros por mujer que consiga su inserción laboral.

De este programa podrán beneficiarse también las emigrantes retornadas
De este programa podrán beneficiarse también las emigrantes retornadas
Listen to this page using ReadSpeaker
Santiago de Compostela, 3 de abril de 2022.

Galicia ofrecerá itinerarios individualizados para que unas 1.097 mujeres desempleadas puedan mejorar sus oportunidades laborales y acceder a un puesto de trabajo. La Xunta promueve una nueva línea de apoyos, dotada con 2,8 millones de euros, para que los ayuntamientos desarrollen programas integrados de empleo en femenino con el objetivo de garantizar la inserción laboral de las mujeres y dinamizar las áreas menos pobladas. Este nuevo programa de ayudas se puede solicitar hasta el próximo 14 de octubre, y al mismo pueden acogerse las gallegas retornadas que cumplan los requisitos.

Los apoyos, que se financiarán con fondos europeos a través del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia (MRR), garantizarán el acompañamiento a mujeres en desempleo por medio de programas que combinarán acciones de  orientación laboral con el asesoramiento, la información, la formación y la adquisición de competencias y habilidades transversales. 

Podrán ser beneficiarios de la nueva línea los ayuntamientos de menos de 5.000 habitantes a título individual o como agrupación o mancomunidad de ayuntamientos; en este último supuesto el 35% de los municipios que conformen esa unión deben tener menos de 5.000 habitantes.

Los programas a desarrollar por las entidades locales están concebidos para hacer frente a los efectos socioeconómicos de la pandemia. Así, la formación impartida se dirigirá a mejorar la capacitación para puestos de trabajo con buenas perspectivas territoriales, derivados de las necesidades del mercado laboral rural y urbano en el que se desarrolla la iniciativa. 

Las acciones tendrán una duración de 12 meses. Con ellas se aspira a que las mujeres adquieran la cualificación necesaria para aumentar las posibilidades de acceso al trabajo y, al mismo tiempo, reforzar el desarrollo productivo de las zonas rurales, luchar contra la brecha de género y promover la permanencia de las mujeres en el territorio. 

Empleo verde y digital
La Xunta quiere que los programas mejoren las competencias de las mujeres hacia empleos verdes y digitales, de manera prioritaria.  Más allá de estos dos ámbitos, pondrán el foco en el campo del emprendimiento y la economía social; las energías renovables; el tratamiento de aguas y residuos; los aprovechamientos forestales y agrarios respetuosos con el medio; la economía circular; la digitalización de servicios; las actividades comerciales on line; la tecnología; el desarrollo local rural y sostenible; y las actuaciones que favorezcan la cohesión social (por ejemplo, la intervención con colectivos vulnerables). 

Serán destinatarias de estos programas integrales de empleo las mujeres desempleadas inscritas como demandantes de empleo en el Servizo Público de Emprego de Galicia y residentes, preferentemente, en municipios de menos de 5.000 habitantes.  Se promoverá la inserción laboral de por lo menos el 20% de las participantes por cuenta propia o ajena durante un mínimo de 90 días. 

Las participantes recibirán un incentivo de 400 euros por su condición de mujeres participantes, que se canalizará a través de las entidades locales organizadoras. 

Los ayuntamientos promotores, por su parte, accederán a apoyos de 1.715 euros por participante, con los que se dará cobertura a esos 400 euros de incentivo individual, así como a los gastos técnicos, de material, de publicidad, de formación del personal, etc. A esa cuantía se añadirán otros 2.500 euros por mujer insertada en el mercado de trabajo. 

Esta orden se enmarca en el Plan Emprega Muller por el que la Xunta está apostando este año con un presupuesto de más de 34 millones de euros para apoyos integrales para el acceso, el mantenimiento, la consolidación y la promoción profesional del colectivo femenino. Está conformado por programas específicos y exclusivos -la mayoría de nueva creación como este- para la mejora de la cualificación profesional y fomento de la empleabilidad del colectivo femenino. 

230 lecturas