Una gallega retornada forma a mujeres con el apoyo de la Xunta para que potencien sus carreras en el sector tecnológico

El secretario xeral da Emigración, Antonio Rodríguez Miranda, quien estuvo acompañado por la secretaria xeral da Igualdade, Susana López Abella, afirma en Santiago que la incorporación a la sociedad gallega de las retornadas y retornados está generando un gran impulso en la innovación digital.

El programa de ayuda a emprendedoras y emprendedores retornados está abierto hasta el 30 de septiembre y contempla este año apoyos económicos para la puesta en marcha de nuevos negocios pero también una línea especial de refuerzo covid con el objetivo de  apoyar a las y los emprendedores retornados por los efectos de la pandemia.

Antonio Rodríguez Miranda, Susana López Abella y Adriana Lueiro, esta mañana en Teo
Antonio Rodríguez Miranda, Susana López Abella y Adriana Lueiro, esta mañana en Teo
Adriana Lueiro - Ayudas al Retorno Emprendedor
Listen to this page using ReadSpeaker
Santiago de Compostela, 27 de septiembre de 2021.

El secretario xeral da Emigración, Antonio Rodríguez Miranda, acompañado por la secretaria xeral da Igualdade, Susana López Abella, conoció hoy el proyecto empresarial de una joven de Teo, retornada de Canadá, que puso en marcha, con el apoyo de la Xunta de Galicia, una empresa dedicada a formar mujeres para potenciar sus carreras en el sector tecnológico.

Adriana Lueiro Espantoso retornó a Galicia el año pasado año, tras trabajar en empresas startup, comercializadoras de productos o servicios a través de el uso intensivo de las tecnologías de la información. En su retorno, viajó primero a Barcelona, donde, según ella misma explica, comprobó que las mujeres tenían en España más dificultades para poder acceder a la creación de empresas tecnológicas y a conocer cuáles son sus ventajas personales para hacerlo, por lo que se decantó por poner en marcha un proyecto empresarial que las forme para potenciar sus carreras, tanto en el autoempleo como en la busca de un puesto laboral. Fue entonces cuando decidió regresar a Galicia y crear aquí su iniciativa.

Para la puesta en marcha de su firma contó con una ayuda de la Secretaría Xeral da Emigración de 8.000 euros, a través de la línea de ayudas a emprendedoras y emprendedores retornados

El secretario xeral da Emigración destacó la importancia del impulso empresarial de las gallegas y gallegos retornados, “que apuestan por poner en marcha nuevas empresas, muchos de ellos, como en el caso de Adriana Lueiro, de alta cualificación profesional, aportando innovación y formación para la inclusión de la mujer en un sector como es el tecnológico”.

Antonio Rodríguez Miranda también destacó la iniciativa de esta gallega retornada que, además, está aprovechando la oportunidad que la Fundación Ronsel está ofreciendo, en colaboración con la Secretaría Xeral da Emigración, a los emprendedores y emprendedoras que se apuntaron en el programa Merlo de mentoría para nuevos negocios, y que está aportando a las y a los integrantes de la iniciativa herramientas para implementar sus firmas e impulsar sus proyectos. 

Presupuesto de 800.000 euros
En este sentido, Rodríguez Miranda recordó que continúa abierta la nueva línea de ayudas, que en 2021 cuenta con un presupuesto de 800.000 euros. El pasado año se beneficiaron de la misma 94 emprendedoras y emprendedores retornados.

Este programa de ayudas al emprendeimiento de las y los retornados cuenta este año con una línea especial a causa de la covid-19, “ya que somos conscientes de las dificultades que supone emprender y más en un tiempo tan complejo como lo que estamos viviendo con la actual pandemia”.  

De este modo,  el programa cuenta con dos líneas de ayuda para personas emigrantes gallegas retornadas que ejerzan su actividad laboral o profesional en nuestra comunidad autónoma, una que promueva el autoempleo con el objetivo de fomentar el establecimiento como personas autónomas o por cuenta propia, y otra, relativa a la covid-19, destinada a compensar las pérdidas provocadas por la reducción de la actividad económica de las personas trabajadoras autónomas o por cuenta propia en el contexto actual de pandemia. El plazo de presentación finaliza el 30 de septiembre.

Las ayudas serán de 5.000 euros en el caso de la primera línea (aumentables en 1.000 si la beneficiaria es mujer y otros 2.000 si se ponen en marcha en un ayuntamiento rural) y de 3.000 en el caso de la segunda línea.

Desde la puesta en marcha de este programa, fueron casi 300 las gallegas y gallegos retornados que ya crearon un proyecto empresarial apoyado a través de la Secretaría Xeral da Emigración. 

Esta línea de subvenciones tiene como fin favorecer el retorno a nuestra comunidad autónoma de los gallegos y gallegas residentes en el exterior de forma que puedan fijar su residencia e integrarse social y laboralmente en la sociedad, realizando en ella sus actividades empresariales y profesionales, favoreciendo así el desarrollo del tejido empresarial de Galicia.

La secretaria xeral da Igualdade, por su parte, destacó que el programa Emega de emprendimiento femenino promovido por la Xunta tiene para el área de la innovación y la tecnología una línea específica de apoyo. 

La Xunta amplió este año en un 54% el presupuesto del programa Emega hasta sus históricos 3,2 millones de euros. También acaba de incrementar todos los incentivos del programa en 2.000 euros, por lo que las cuantías para las beneficiarias oscilarán entre los 8.000 y los 42.000 euros, en función de los puestos de trabajo generados. Tal y como remarcó López Abella, apoyar el liderazgo económico y social de las mujeres fomentando el empleo femenino liderado por ellas mismas es uno de los pilares irrenunciables sobre los que se asienta la actuación de la Xunta. En este camino, indicó, es fundamental promover la iniciativa empresarial y el empleo femenino en áreas tecnológicas, por lo que el programa Emega pone a disposición de sus beneficiarias una línea específica de actuación, ITEF, para la puesta en marcha de nuevas iniciativas empresariales de carácter innovador en el campo de la investigación y de la tecnología.

126 lecturas