Finaliza en una semana el plazo para acogerse a las ayudas al autoempleo y a la creación de empresas por parte de personas emigrantes retornadas, a las que Emigración destina cien mil euros

La iniciativa del departamento que dirige Rodríguez Miranda complementa, sin excluirlas, las ayudas de Traballo e Benestar, y del IGAPE, para autónomos y autónomas y personas emprendedoras.

Con una cuantía máxima que puede llegar a 8.000 euros, se han puesto en marcha negocios como un taller de restauración, una clínica dental, una tienda 'delicatessen' física y en línea, o un proyecto de agricultura ecológica, entre otras empresas.

Listen to this page using ReadSpeaker
Santiago de Compostela, 22 de septiembre de 2015.

El plazo para la presentación de solicitudes para acogerse a la resolución por la que se aprueban las bases reguladoras para la concesión, en régimen de concurrencia no competitiva, de subvenciones para promover el autoempleo y la actividad emprendedora en la Comunidad Autónoma gallega de las personas gallegas retornadas, y sus cónyuges, para el año 2015, termina el próximo 30 de septiembre.

Estas subvenciones, con un presupuesto global de cien mil euros y un tope máximo de 8.000 euros por solicitud (en el caso de mujer, menor de 39 años, y miembro de una sociedad laboral o cooperativa), son compatibles y complementarias a las ayudas y establecidas -para todas las fases de emprendimiento- para la población gallega general del Instituto Galego de Promoción Económica (IGAPE), dependiente de la Consellería de Economía e Industria, y también a las de la Consellería de Traballo e Benestar.

Este último departamento autonómico presenta cada año líneas de financiación para generación de nuevas empresas, para personas autónomas, emprendedoras y cooperativas, por valor superior a los 27 millones de euros, con los que apoya el establecimiento como trabajador o trabajadora autónoma o por cuenta propia, y las iniciativas emprendedoras y de empleo.

Contra el desempleo
Con estas líneas de subvenciones al emprendedor y emprendedora, el Gobierno gallego materializa su compromiso de apoyar la creación de nuevas empresas radicadas en Galicia y luchar contra el desempleo. En el caso concreto de la resolución de Emigración, se pretende que el retornado o retornada aproveche el bagaje, conocimientos y experiencias profesionales y personales conseguidos en el Exterior en beneficio de toda la comunidad, cree nuevos puestos de trabajo al tiempo que consolida su vuelta a la tierra, e incluso contemple Galicia como destino para la inversión de su patrimonio.

Esta resolución persigue que la persona retornada pueda beneficiarse de esta línea específica de ayudas para su proyecto de autoempleo o empresarial, y también que le sirva de reclamo para conocer las establecidas por la Consellería de Traballo e Benestar para la población general.

De esta manera, se incentiva que los proyectos que tengan en mente las personas de vuelta en la Comunidad tomen forma cuanto antes, y ayuden a la recuperación del tejido económico en la Galicia territorial, a través de iniciativas nacidas dentro y también fuera del territorio, especialmente aquellas engendradas a raíz de experiencias profesionales en el Exterior. Al mismo tiempo, se consigue añadir viabilidad a los proyectos del gallego residente en la actualidad fuera de su tierra.

Objetos de la subvención
La iniciativa de la Secretaría Xeral da Emigración subvenciona los gastos que lleva consigo el establecimiento de las personas gallegas emigrantes retornadas bien como trabajadoras o trabajadores autónomos o por cuenta propia, o bien como socias y socios trabajadores de sociedades laborales o cooperativas de trabajo asociado. Así, son objeto de subvención para las y los destinatarios hasta el 80 por ciento de los gastos de notaría y registro, tasas, licencias administrativas, servicios profesionales externos, gastos derivados del desarrollo e implantación de la página web y de la pasarela de pago para la realización de ventas en línea, publicidad y propaganda, primas de seguros, arrendamiento de local, de maquinaria y de equipamientos informáticos, y suministro de servicios imputables al desarrollo de la actividad (tales como calefacción, agua, electricidad, telefonía e internet).

La cuantía tope de la ayuda es de 4.000 euros para autónomos y autónomas y 6.000 para sociedades laborales o cooperativas, en ambos casos con 1.000 euros a mayores si la persona solicitante tiene 39 años o menos, y otro 1.000 más si la persona solicitante es mujer.

Los requisitos que contempla la resolución es cumplir la condición de persona gallega retornada, que tenga fijada su residencia en Galicia, y que esté dada de alta en algunos de los regímenes de la Seguridad Social o mutualidad del Colegio Profesional que le corresponda.

1926 lecturas