Feijóo resalta la convivencia, el inconformismo y la cooperación como valores fundamentales de los gallegos en el exterior

El jefe del Ejecutivo gallego presidió la celebración de la Fiesta del San Froilán en Barcelona.

Listen to this page using ReadSpeaker

El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, aprovechó su intervención en la Fiesta del San Froilán en Barcelona para recordar los valores del pueblo gallego en sus migraciones, que hicieron de éstas "una lección elocuente que nos guía hacia la convivencia, hacia el inconformismo y hacia la cooperación".

En este sentido, Feijóo subrayó el papel desempeñado por muchos hombres y mujeres que "soñaron y anhelaron Galicia desde a distancia", haciendo suya una "mezcla compleja entre el idealismo qué mantiene intacto el vínculo con la tierra de partida y el pragmatismo que hace posible la plena integración en la tierra de llegada".

"El pueblo gallego nunca olvida sus orígenes pero, a diferencia de esa utopía que habla de una Galicia cerrada en sí misma, la realidad lo rebate y muestra un deseo permanente de ampliar espacios y una capacidad abrumadora para compartir identidades", ahondó.

Así, el presidente gallego resaltó que tanto en "Argentina, como en Brasil, Suiza, Euskadi o Cataluña los gallegos conquistaron y se dejaron conquistar". "Ninguna estrategia diplomática sería capaz de superar el ejemplo que dieron estos los gallegos en el mundo", incidió.

En esta línea, Feijóo resaltó que "cualquier gallego que había llegado la Cataluña en la posguerra podría haber caído en el aislamiento propio de quien aterriza en tierra enajena; pero no lo hizo". Además, prosiguió "en un tiempo de dificultades y sin grandes perspectivas de futuro, también eludió la resignación o el fatalismo; y en lugar de la división, escogió cooperar con los que había dejado atrás y con los que se encontró en tierras catalanas". ¿"Cuál es la razón"? -concluyó, "la ilusión colectiva por reivindicar el galleguismo allí donde haga falta y de la única forma que sabemos hacer a los gallegos: sin herir".

La historia
La fiesta del San Froilán, nacida en torno a la festividad de dicho santo -5 de octubre- se celebra en Lugo desde la Edad Media, configurándose en las últimas décadas como la más populosa e importante de la comunidad autónoma. Desde hace quince años expandió su celebración a Barcelona gracias a la iniciativa de los empresarios gallegos Manuel Fouces, Ramón Rey y Domingo Díaz, que decidieron comenzar esta tradición en la Ciudad Condal a raíz de la Copa de él Rey conseguida por el Deportivo en el año 1995. Hoy, los festejos se sitúan entre los más reseñables de la capital catalana tras la festividad de la Mercé.

1604 lecturas