Emigración y Ayuntamiento de la Coruña renuevan el convenio en materia de inmigración

El acuerdo, que implica la contratación de dos técnicos, posibilita la atención directa a más del 12 por ciento de la población inmigrante.

Listen to this page using ReadSpeaker

El secretario general de la Inmigración, Santiago Camba, y el alcalde de la Coruña, Carlos Negreira, firmaron esta mañana en el Palacio de María Pita el convenio de colaboración para el funcionamiento de una unidad de atención, información, orientación y asesoramiento jurídico y socio-laboral dirigido a inmigrantes y retornados, desarrollado por el propio Ayuntamiento coruñés.

El acuerdo tiene vigencia hasta el último día de 2011, aunque buena parte de las acciones previstas ya se están desarrollando por parte de la administración local herculino. En el texto se estipula que dentro del personal de la Unidad deberá figurar, por lo menos, uno/una licenciado/la en derecho con formación específica en materia de extranjería, y uno/una trabajador/la social.

La aportación realizada por la Secretaría General es de 50.000 €, cantidad que completa el Ayuntamiento con otros 20.000 para la dotación mínima establecida. Acuerdos semejantes al hoy firmado en la Coruña existen en otras ciudades gallegas con variables estadísticas similares.

Precisamente, y atendiendo a los datos oficiales del censo, hay que reseñar que en el municipio de la Coruña residen en torno a 12.300 inmigrantes, y constan como beneficiarios directos de la acción de la Unidad municipal 1.494. A la sazón, el porcentaje de personas inmigrantes que disfrutan directamente del trabajo de la Unidad, respecto del universo total de posibles destinatarios, es del 12'10 por ciento, un dato que enrojece luz sobre la importancia y eficacia del cometido realizado en la Unidad.

Funciones
Entre las funciones de la oficina, y que se estipulan en el acuerdo, están las de Informar a las personas inmigrantes sobre su situación jurídica, y sobre los trámites administrativos a realizar. En este sentido, asesora en la tramitación de autorizaciones de residencia, trabajo, visados, adquisición de nacionalidad, agrupamiento familiar, y cualquier otro trámite administrativo que estas personas precisen, así como sobre las posibles prestaciones sociales, educativas y/o sanitarias a las que tuvieran derecho.

Igualmente, la Unidad debe facilitar todo tipo de información acerca de programas formativos y de orientación e inserción laboral, así como otras ayudas a las que puedan tener acceso y que faciliten su plena integración en el mercado laboral. También deberá promover la incorporación de los inmigrantes y retornados a las redes sociales y a la vida comunitaria, incluso a través de intervenciones individuales y familiares.

Finalmente, aunque no menos importante, es también función de la Unidad municipal la emisión de todos los informes y/o certificaciones que la legislación en materia de extranjería determine en el ámbito de las Comunidades Autónomas.

1077 lecturas