Alejandro López Dobarro visita la asociación "Fillos de Zas" en su local del barrio da Boca

El Delegado de la Xunta se reunió con el presidente de la entidad, Manuel Busto Moreira, y con la comisión directiva.

Se interesó por sus actividades, especialmente las referidas a la juventud, y firmó en el libro de Oro del centro.

La Asociación Hijos de Zas fue fundada en el mes de febrero de 1923.

Listen to this page using ReadSpeaker
10 de marzo de 2010.

Alejandro López Dobarro visitó este martes el local de la Asociación Hijos de Zas en el porteño barrio de La Boca. El Delegado de la Xunta de Galicia en Buenos Aires mantuvo un encuentro con el presidente de la entidad, Manuel Busto Moreira, y con el resto de la comisión directiva para conocer de por lo menudo la situación de esta asociación y las actividades que está llevando a cabo.

En este contexto, tuvo ocasión de departir con el presidente y varios integrantes de la asociación de jóvenes del centro. López Dobarro destacó especialmente este hecho de contar con miembros juveniles en la comisión directiva y los animó a realizar tareas culturales y proyectos en común con otras entidades gallegas de Argentina.

El Delegado de la Xunta de Galicia en Buenos Aires firmó en el libro de Oro de la entidad y valoró su visita como un modo de “contacto directo” con los distintos sectores de la colectividad en Argentina. Asimismo, aseguró que en estas visitas que comenzó a hacer este año a las entidades está notando una serie de características comunes que le permitirán mejorar la relación de la Administración autonómica gallega con ellas.

Desde febrero de 1923
La Asociación Hijos de Zas fue fundada en el mes de febrero de 1923 con la voluntad de prestar servicios asistenciales a los emigrantes gallegos en Buenos Aires. Según explicó el actual presidente del centro, les preocupaba que las viudas tuviesen un sustento para salir adelante, ayudar a los enfermos con el costo de las medicinas y prestar colaboración en todos aquellos asuntos referidos al bienestar del colectivo emigrante. Más adelante sus actividades se ampliaron cara el social y cultural.

En un primer momento establecieron s u sede en la localidad bonaerense de Quilmes pero en 1998 se trasladaron a su actual emplazamiento en el barrio de La Boca. Entre sus iniciativas culturales destacan las escuelas de danza, gaita, percusión y acordeones. Como proyectos de futuro, la responsable del área cultural destacó la voluntad de conformar un grupo de teatro en la institución. Hijos de Zas cuenta actualmente con algo más de 370 socios.

4875 lecturas