Los primeros edificios con galerías de España

Fueron construidos en el barrio de la Madalena de Ferrol a finales del XVIII.
Los primeros edificios con galerías de España

La ciudad de Ferrol fue pionera en el urbanismo moderno. El Barrio de la Madalena, ideado a mediados del siglo XVIII para acoger a la nueva población nacida al amparo dos astilleros y del arsenal militar, emplea por vez primera la galería, ese espacio puente entre el cuarto de la vivienda y la calle que acabaría por singularizar las construcciones típicas de Galicia. El historiador ferrolano Guillermo Llorca señala que “la galería nació en Ferrol, y lo hizo a finales del siglo XVIII, años antes que en Coruña, capital donde luego alcanzarían su máximo esplendor”.

El origen de esta nueva técnica de construcción que se ponía en marcha en el noroeste español no está claro. Arquitectos e historiadores hablan de los castillos de popa que los carpinteros construían para las embarcaciones (o bien una adaptación de invernaderos de carácter nórdico, aunque es poco creíble que esta técnica llegara hasta aquí). El hecho es que aparecen en esa época por vez primera en Ferrol en toda su majestuosidad. Los maestros artesanos que habían aprendido su oficio en el Arsenal fueron sus primeros constructores.

Hoy, aparte de las galerías ferrolanas y las coruñesas de la Mariña, hay brillantes ejemplos por toda Galicia. Uno de los más curiosos y desconocidos es una galería moderna única que se puede ver en el ayuntamiento lucense de Taboada: mide 150 metros cuadrados, es de aluminio blanco, y tiene la singularidad de que rodea completamente la vivienda de su propietario, Manuel Dono.

(El capítulo completo y más singularidades de Galicia, en el libro Galicia en cen prodixios, de Henrique Alvarellos (Edicións Xerais, 2004))

3059 lecturas