La mayor concentración de iglesias y monasterios románicos de Europa

En la Ribeira Sacra, entre Lugo y Ourense, se alzan hasta treinta de estos monumentos.
La mayor concentración de iglesias y monasterios románicos de Europa

Las tierras bañadas por los dos principales ríos gallegos, el Miño y el Sil, donde desde hace dos mil años se cultiva el vino en los empinados bancales, aquí donde confluyen las provincias de Lugo y Ourense, se establecieron desde los inicios del Cristianismo monjes y eremitas para practicar la vida ascética, en un paraje que hoy puede parecer bucólico pero que fue muy dura, y en la que florecieron más de quince monasterios medievales y otras tantas iglesias románicas.

El sur de la provincia lucense concentra la esencia de este románico mientras que el límite orensano por el norte sobresale por sus cenobios. Ya desde el siglo XII existe constancia del nombre con que se conoce a todo este lugar, la Ribeira Sacra. Estamos por lo tanto en la comarca con mayor concentración de iglesias románicas y monasterios de toda Europa. Por su relevancia monumental fue designada en 2004 Itinerario Cultural Europeo.

Entre los monasterios encontramos verdaderas joyas románicas, monumentos nacionales, alguno incluso construido sobre rocas... Desde la ribera del Miño, en la provincia de Lugo, figuran los cenobios de San Vicente do Pino en Monforte (hoy Parador de Turismo), San Estevo de Ribas do Miño, o Santa María de Ferreira de Pantón (monasterio femenino del Císter). Ya en Ourense, San Estevo de Ribas de Sil es uno de los más importantes. También el convento de Santa Cristina de Ribas de Sil (cerca de los espectaculares miradores conocidos como los Balcóns de Madrid). Más al sur llegamos al cenobio de Santa María de Montederramo (en se documento fundacional de 1124 aparece por primera vez la denominación de “Rivoira Sacrata”).

(El capítulo completo y más singularidades de Galicia, en el libro Galicia en cen prodixios, de Henrique Alvarellos (Edicións Xerais, 2004)

3714 lecturas