Fidel Villasuso Espiñeira

Pionero en el asociacionismo gallego en Cuba
Fidel Villasuso Espiñeira

La vida de Fidel Villasuso estuvo vinculada a las pricipales entidades gallegas de La Habana del último tercio del siglo XIX. Fue el prototipo de emigrante notable que, gracias a su éxito económico, consiguió un importante capital simbólico en la colectividad gallega, siendo además un baluarte del poder colonial español en Cuba.

Fidel Villasuso Espiñeira nació en Ortigueira en 1850. Emigró a Cuba tras cursar las principales asignaturas de la carrera mercantil. Su primer destino en la isla fue la ciudad de Cienfuegos, donde terminaría sus estudios mercantiles. Se trasladó a La Habana para encargarse del escritorio de una casa comercial, firma de la que llegaría a ser gerente durante más de dos lustros.

Su participación en el entramado societario gallego de la Habana comienza en 1871. En efecto, el 31 de diciembre de ese año participó en la constitución de la Sociedad de Beneficencia de Naturales de Galicia, la primera de las grandes sociedades fundadas por los gallegos en América. En 1886 fue elegido como consiliario de la Beneficencia Gallega, perteneciendo también a la comisión para arbitrar recursos de esta entidad.

Mientras, fue en el Centro Gallego donde la luz de Fidel Villasuso brilló con intensidad. Formaba parte de la directiva de esta entidad desde septiembre de 1886, época en la que desempeñaba el cargo de vocal. Fue elegido como presidente del Centro Gallego para el período social de 1887-1889, llevando a cabo una intensa actividad. Durante su mandato la entidad, en febrero de 1888, acordó adquirir en propiedad la primera sede que tuvo el Centro Gallego en La Habana, situada en Prado y Dragones. Bajo la iniciativa de nuestro protagonista también se llevaron a cabo importantes reformas en esta sede social, teniendo que recurrir la subscripción entre los socios para financiar las obras. Bajo su dirección se llevó a cabo una recolecta a favor de los campesinos de Ourense y Lugo afectados por un fuerte temporal. Fue durante su administración cuando se aprobaron los reglamentos general y sanitario del Centro Gallego. En el ámbito cultural los logros también fueron destacados. En esta época la institución presidida por Fidel Villasuso financió la edición del tercer tomo de la "Historia de Galicia" de Manuel Murguía. El Centro Gallego fue iniciador entre la emigración de una subscripción para levantar una estatua a Nicomedes Pastor Díaz en Viveiro; se respondía, de esta manera, a las llamadas realizadas desde esta villa de la Mariña. Sólo en el Centro Gallego se recaudaron 200 pesos, estando al frente del listado de donantes su presidente. En 1890 y 1892 Fidel Villauso volvió a ser elegido como presidente del Centro Gallego, aunque en las dos ocasiones se negó a aceptar el cargo. En 1891 fue elegido como presidente de honor de la institución.

La actividad societaria de Fidel Villasuso no se limitaría a las dos principales entidades gallegas de La Habana, sino que abarcaría también otras sociedades. Así, fue miembro del orfeón "Ecos de Galicia", siendo presidente de honor de la sección de Filarmonía de esta entidad. También fue figura relevante de la sociedad "Aires d´a miña Terra", institución de la que fue vocal de la junta directiva en los años 1895 y 1896. Esta última sociedad nació en 1886 como una escisión del Centro Gallego. Por otra parte, también fue presidente del Casino Español de La Habana.

El vínculo de Fidel Villasuso con el poder colonial español fue destacado. Perteneció a la Corporación Municipal de La Habana. Fue miembro destacado del Partido Unión Constitucional, fuerza política que representaba a los grandes propietarios y comerciantes de Cuba partidarios de mantener un fornido centralismo; se oponían al Partido Liberal Autonomista y al Partido Revolucionario Cubano (independendista). En este mismo senso, al igual que la mayoría de los comerciantes y empleados españoles de La Habana, Villasuso se alistó en el Cuerpo de Voluntarios, entidad paramilitar valedora del poder español en Cuba.

Fidel Villasuso realizó varias visitas a su tierra natal. Así, el 20 de junio de 1890 embarcó en el vapor Alfonso XIII para pasar una temporada en Galicia. Fue un destacado benefactor de su ayuntamiento natal. A modo de ejemplo podemos apuntar que en 1895 terminaban las obras de rehabilitación de la iglesia de Ortigueira realizadas por su cuenta.

Casado con Felicia Ferrán, su esposa falleció en marzo de 1890. Casó en segundas nupcias con Dolores García.

La implicación de Villasuso Espiñeira con los que defendían el poder colonial español supuso, una vez independizada Cuba, su regreso a su tierra natal. Ahora bien, su vuelta a Galicia no significó su desparación de la vida pública. En efecto, el 16 de abril de 1899 ganó el acta de diputado por el distrito de Ferrol-Ortigueira, Villasuso fue elegido como candidato gubernamental partidario del jefe de gobierno, en aquel momento Francisco Silvela. Mientras, el 12 de junio de 1899 la comisión de actas del Congreso de los Diputados decidió impugnar su elección y proclamar en su substitución a Juan Fernández Latorre, director de "La Voz de Galicia".

Asentado en Madrid, en febrero de 1900 fue elegido como presidente del Centro Gallego de Madrid. Falleció en la capital de España el 22 de julio de 1909.

Documentación asociada
Documentación asociada
Documentos sobre Fidel Villasuso3.41 MB

Álbum de la Emigración

El Álbum de la Emigración recupera las figuras más destacadas de las colectividades gallegas en América, así como sus principales creaciones. Un acercamiento a la memoria de nuestra emigración.

El Álbum de la Emigración es un proyecto delArchivo de la Emigración Gallega(contenidos) yculturagalega.org(diseño)

E-mail : aemigracion@consellodacultura.org
Tel: +34 981 557351 / Fax: +34 981 582985


Consello da Cultura Galega
2690 lecturas