Álvaro Cunqueiro y «A noite vai coma un río»

  • En el año 1963 Cunqueiro ingresó en la Real Academia Galega, un reconocimiento tras el que llegarían otros muchos en sus últimos años de vida, entre ellos el de Doctor Honoris Causa por la Universidade de Santiago de Compostela, en 1980, un año antes de su fallecimiento en Vigo.

Álvaro Cunqueiro nace en 1911 en Mondoñedo. En 1921 el escritor se traslada a Lugo para completar el bachillerato y allí, en la redacción del periódico del instituto, conoce a Ánxel Fole. Seis años después se matricula en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Santiago de Compostela y comienza así una etapa que lo llevará de Mondoñedo a la capital de Galicia, donde convive con su amigo. Sin embargo, serán las tertulias, su relación con un nutrido grupo de artistas de la literatura los que se conviertan en su verdadera universidad.

A partir de los años 50, en su periodo más maduro, Cunqueiro se centrará principalmente en la narrativa para publicar, en gallego, sus novelas más relevantes (Merlín e familia,1955, As crónicas do Sochantre, 1956 y Si o vello Sinbad volvese ás illas, 1961) y algunos libros de relatos (Escola de menciñeiros, 1960, Xente de aquí ou acolá, 1971 y Os outros feirantes, 1979), entre incursiones en el género dramático (O incerto señor don Hamlet, príncipe de Dinamarca, 1959, A noite vai coma un río, 1965, Palabras de víspera,1974, Xan o bo conspirador, 1978) y sin olvidar la poesía (Dona do corpo delgado, 1950, Herba aquí ou acolá, 1980). Sin embargo, no dejan de salir de la imprenta obras suyas en castellano, narrativa fundamentalmente: Crónica de la derrota de las naciones, 1954, Las mocedades de Ulises, 1960, Un hombre que se parecía a Orestes (Premio Nadal en 1969), Vida y fugas de Fanto Fantini della Gherardesca, 1972 o El año del cometa con la batalla de los cuatros reyes, 1974.

En el año 1963 ingresó en la Real Academia Galega, un reconocimiento tras el que llegarían otros muchos en sus últimos años de vida, entre ellos el de Doctor Honoris Causa por la Universidade de Santiago de Compostela, en 1980, un año antes de su fallecimiento en Vigo.

A noite vai coma un río
Para Laura Tato Fontaíña, profesora de la Universidad de la Coruña, en La noche va como un río, 1965, Álvaro Cunqueiro abandona los mitos para realizar «una pequeña obra maestra» donde predomina el elemento lírico. La obra mantiene la unidad con la presencia de dueña Inés y su ama Modesta, por cuya torre van pasando los fugitivos de una guerra. Estos personajes secundarios son quienes alimentan el sueño de dueña Inés para provocar, de inmediato, su decepción, ya que ella se da cuenta de que nunca encontrará a su verdadero amor y se condenará a la soledad.

3661 lecturas