Xunta y registradores de la propiedad colaboran en determinar la titularidad de los bienes pertenecientes a los y las emigrantes gallegos y gallegas

Gracias al convenio firmado entre Emigración y el Colegio que representa a estos y estas profesionales, miles de personas se beneficiarán de una administración más ágil.

Para muchos paisanos y paisanas en la diáspora, la demostración de la propiedad de un bien puede significar un alivio económico muy importante.

Listen to this page using ReadSpeaker
30 de septiembre de 2011.

El Secretario Xeral da Emigración, Santiago Camba, y el decano del Colegio de Registradores de las Propiedad y Mercantiles de España, Alfonso Candau, firmaron esta mañana en Compostela un convenio de colaboración que tiene por finalidad facilitar los trámites administrativos a millares de emigrados gallegos y gallegas y sus herederos y herederas en la diáspora.

Así, y por mor del documento hoy firmado, el dicho Colegio se compromete a “realizar las búsquedas que posibiliten determinar la titularidad de bienes inmuebles pertenecientes a emigrantes gallegos”, con especial preferencia hacia aquellos y aquellas que salieron de la tierra desde 1950 en adelante.

Se trata de una medida demandada en numerosas ocasiones por la diáspora, toda vez que tanto los emigrados en la segunda mitad del siglo XX como sus hijos y herederos, se encuentran con todo tipo de dificultades para probar la posesión de predios, edificios y demás bienes que dejaron en la tierra natal.

Estas dificultades, inherentes al proceso de demostración de la titularidad, se agravan por la distancia, la elevada edad de buena parte de los beneficiarios, y la honda crisis que atraviesan algunos países de acogida de estos y estas emigrantes, señaladamente las repúblicas americanas de Cuba y Venezuela.

Sin coste añadido
El convenio firmado especifica que este esfuerzo especial por parte de los registradores de la propiedad y mercantiles no supondrá ninguna contraprestación económica, y también estipula un modelo anexo que se usará para la remisión de la solicitud de información por parte de los interesados en hacer uso del incluso.

En el texto del documento, igualmente, se contempla la fecha de vigencia hasta el fin de 2012, “si bien se prorrogará de manera automática y por años naturales siempre que previamente no sea denunciado por una de las partes”, segundo reza el propio convenio.

Durante la firma, Camba y Candau coincidieron en señalar la importancia de la colaboración entre la Administración y las y los profesionales encargados de dar fe de la titularidad de los bienes, por cuanto para muchos miembros de la diáspora estas propiedades pueden suponer la diferencia entre una supervivencia difícil o una madurez económicamente tranquila.

Así, Camba afirmó que “es nuestro deber intentar todos los caminos para que nuestros paisanos, especialmente los de mayor edad y a los que de manera más fuerte esta azotando la crisis, puedan sortearla con las mejores garantías. Y mucho más se, como se pretende con este convenio, pueden demostrar que poseen bienes que dejaron en la Galicia territorial”.

1035 lecturas