El Museo Gaiás recibe la 'Santa' de Asorey, símbolo de la fortaleza de la mujer labradora gallega que llevaba casi 70 años en Uruguay

La escultura fue recibida esta mañana por el conselleiro de Cultura y Turismo, junto al secretario general de Emigración, que destacó el compromiso de esta exposición por “preservar y difundir el patrimonio gallego, proyectando al mundo nuestra riqueza cultural y turística”.

Formará parte de 'Galicia, un relato en el mundo', la primera exposición internacional de la Xunta por el Xacobeo 21 que abre sus puertas en el Gaiás el 15 de noviembre.

Presentada en 1926, la 'Santa' rompió los códigos estéticos de la representación femenina de la época con su imagen de una labradora desnuda y cargada con un yugo.

  • El Museo Gaiás recibe la 'Santa' de Asorey, símbolo de la fortaleza de la mujer labradora gallega que llevaba casi 70 años en Uruguay
    El Museo Gaiás recibe la 'Santa' de Asorey, símbolo de la fortaleza de la mujer labradora gallega que llevaba casi 70 años en Uruguay
  • El Museo Gaiás recibe la 'Santa' de Asorey, símbolo de la fortaleza de la mujer labradora gallega que llevaba casi 70 años en Uruguay
    El Museo Gaiás recibe la 'Santa' de Asorey, símbolo de la fortaleza de la mujer labradora gallega que llevaba casi 70 años en Uruguay
Listen to this page using ReadSpeaker
Santiago de Compostela, 4 de noviembre de 2019.

El Museo Centro Gaiás acoge ya la escultura Santa de Francisco Asorey, que fue instalada esta mañana en la sala de exposiciones que la albergará hasta abril de 2020 en el marco de Galicia, un relato en el mundo, la primera de las tres grandes exposiciones xacobeas que tendrán lugar en los años 19, 20 y 21. En el acto de recepción de la pieza estuvieron presentes el conselleiro de Cultura y Turismo, Román Rodríguez; el secretario xeral da Emigración, Antonio Rodríguez Miranda, el comisario de la muestra, Manuel Gago, y la nieta del escultor, Carmen Asorey, entre otras autoridades.

El titular de Cultura del Gobierno gallego expresó “la emoción y el orgullo por conseguir traer a Galicia, tras casi setenta años en Uruguay, esta emblemática escultura, considerada por el propio Asorey como la obra de la que estaba más satisfecho, y que volverá por vez primera a España desde que saliese de Vigo en 1951”, recordó el conselleiro.

Román Rodríguez quiso también agradecer a la Casa de Galicia en Montevideo el préstamo temporal de esta destacada obra para formar parte de una exposición “que deja patente el compromiso de la Xunta para preservar y difundir nuestro patrimonio, situando Galicia en el contexto internacional y proyectando al mundo nuestra riqueza cultural”, expresó el conselleiro. Galicia, un relato en el mundo nos recuerdan también “la existencia de un valioso patrimonio cultural fuera del territorio gallego, un legado vinculado a las raíces históricas y mitológicas de nuestra cultura que nos conectan con Europa, y también a la Galicia emigrante a través del valioso patrimonio preservado en los centros y sociedades gallegas de América, que muestra el interés de la diáspora por la cultura de Galicia”, resaltó el titular de Cultura.

La instalación de la escultura en la sala de exposiciones del Museo Centro Gaiás se realizó en presencia también del secretario de la Junta Directiva de la Casa de Galicia en Montevideo, José Enrique Sienra –que acompañó la obra en su viaje a Galicia–; el director general de Políticas Culturales, Anxo Lorenzo; la comisaria del Xacobeo 21, Cecilia Pereira; y la profesora de Historia de América de la USC, Pilar Cagiao, asesora especial de la exposición en lo relacionado con las piezas procedentes de América.

Contexto de la obra
Realizada en madera policromada y de casi dos metros de altura, la escultura Santa es una de las piezas más destacadas de Francisco Asorey, y también de una de las obras de arte gallegas más significativas del pasado siglo, por el potente y provocador simbolismo con el que representó la mujer gallega, rompiendo con los códigos estéticos predominantes en la época.

Fue presentada en 1926 en la Exposición Nacional de Bellas Artes en Madrid, donde el escultor cambadés llevaría la primera medalla con otra obra, San Francisco. Santa, por su parte, provocó gran sorpresa por su representación de una labradora gallega con un cuerpo desnudo marcado por el duro trabajo –en una imagen muy alejada de la figura femenina idealizada que predominaba en el arte de principios del siglo XX– y portando además un yugo de vacas, lo que potencia el mensaje de trabajo y sometimiento.

La imagen originó un amplio debate, dando lugar a discusiones alrededor de la representación del cuerpo de la mujer y también al hilo de la lectura política de la obra, que se asoció a los esfuerzos de la mujer labradora pero también se entendió como un símbolo de la situación de la Galicia de la época.

La obra sería calificada en la prensa de la época como “de un realismo crudo, brutal”; “de una originalidad, atrevimiento y belleza que solo un artista de excepcionales facultades puede concebir y ejecutar”, o la obra “más original, más dotada de virtualidad estética y de resistente valía que hay en la Exposición Nacional”. Años después, en una entrevista a la prensa en 1956, Francisco Asorey consideraría esta escultura como la obra de la que se encontraba “más satisfecho”.

Otras piezas destacadas de la exposición
Galicia, un relato en el mundo reunirá en la Cidade da Cultura numerosas obras singulares sobre los mitos, la historia y la memoria de la identidad gallega a lo largo del tiempo y del mundo. Algunas de estas obras son prestadas por entidades de la categoría del Trinity College de Dublín, la Biblioteca Apostólica Vaticana o la Cambridge University-Parker Library, entre otras 80 instituciones culturales y colecciones privadas, tanto de Europa y América y del resto de España y de Galicia.

Así, en el Museo Centro Gaiás esperan ya la apertura de la muestra piezas como el Libro de las Invasiones, –donde se encuentra la primera mención conocida a Breogán–, el Mapa de Sawley –considerado uno de los primeros mapa mundi enciclopédicos europeos, en el que se representa la Catedral de Santiago como el edificio más importante de Europa–, o la Biblia Kennicott –manuscrito considerado una joya de la iluminación medieval y el testigo más importante de la presencia judía en Galicia–.

La exposición, organizada por la Consellería de Cultura y Turismo y que se podrá visitar gratuitamente en el Museo Centro Gaiás entre el 15 de noviembre y el 12 de abril de 2020, cuenta con la colaboración del Consello da Cultura Galega, la Secretaría Xeral da Emigración y la Fundación HispanoJudía.

En imágenes
57 lecturas