Miranda recibe a las y los primeros beneficiarios del programa “Reencontros na Casa”, que en esta ocasión permite a 174 gallegas y gallegos del exterior conocer la actualidad de su tierra

El secretario xeral da Emigración se acercó a saludarlas y saludarlos personalmente hasta los aeropuertos de A Coruña y Santiago.

La iniciativa forma parte de la apuesta del Gobierno gallego por mantener e incrementar la inversión en políticas sociales que benefician directamente a la ciudadanía.

  • El secretario xeral da Emigración se acercó hasta los aeropuertos de A Coruña y Santiago a saudar persoalmente a las y los partipantes
    El secretario xeral da Emigración se acercó hasta los aeropuertos de A Coruña y Santiago a saudar persoalmente a las y los partipantes
  • El secretario xeral da Emigración se acercó hasta los aeropuertos de A Coruña y Santiago a saudar persoalmente a las y los partipantes
    El secretario xeral da Emigración se acercó hasta los aeropuertos de A Coruña y Santiago a saudar persoalmente a las y los partipantes
  • El secretario xeral da Emigración se acercó hasta los aeropuertos de A Coruña y Santiago a saudar persoalmente a las y los partipantes
    El secretario xeral da Emigración se acercó hasta los aeropuertos de A Coruña y Santiago a saudar persoalmente a las y los partipantes
  • El secretario xeral da Emigración se acercó hasta los aeropuertos de A Coruña y Santiago a saudar persoalmente a las y los partipantes
    El secretario xeral da Emigración se acercó hasta los aeropuertos de A Coruña y Santiago a saudar persoalmente a las y los partipantes
Listen to this page using ReadSpeaker
Santiago de Compostela, 15 de junio de 2016.

Las y los primeros participantes de la edición de este año del programa “Reencontros na Casa”, iniciativa de la Secretaría Xeral da Emigración, comenzaron a llegar a los aeropuertos de Alvedro y Lavacolla. A las diez de la mañana aterrizaban en el aeropuerto compostelano las y los participantes procedentes de Uruguay (29) y a las 11,20 h. al coruñés quienes venían de Argentina (90). Las personas participantes de Brasil y Cuba y Venezuela llegaron en vuelos posteriores.

El grupo más numeroso, el de los noventa beneficiarios y beneficiarias que llegan desde Buenos Aires, fue recibido por el delegado de la Xunta de Galicia en A Coruña, Diego Calvo, y el secretario xeral da Emigración, Antonio Rodríguez Miranda, quien también se acercó a recibir al resto de los grupos.

En total, este año serán 174 las personas participantes en este programa, que tiene por objeto ofrecer la posibilidad de acercarse a su tierra, y su familia, a los gallegos y gallegas residentes en los diferentes países de Latinoamérica. A través de esta iniciativa, se facilita que estas y estos emigrantes tengan la oportunidad de redescubrir sus raíces, así como ponerse en contacto con la realidad actual de Galicia, casi siempre en los mismos lugares en los que nacieron. Para algunas y algunos de ellos, de hecho, es el primer retorno a su tierra de nacimiento, desde que iniciaran su nueva vida en otros países.

Blindaje social
El programa establece la concesión de ayudas, que pueden llegar al importe íntegro del pasaje entre sus países de residencia y Galicia en el “caso de países en los que existan dificultades para acceder a las divisas necesarias para sufragar la parte que debe abonar la persona beneficiaria, debido a dificultades en la política cambiaria”.

El papel de la Administración gallega, además de sufragar la parte correspondiente del pasaje, es el de velar por su salud en el traslado, y organizar con las familias el reencuentro. Una vez realizado este, son ellas, las familias, las encargadas del mantenimiento y hospedaje de las personas beneficiarias de la iniciativa. El programa permite que las y los beneficiarios extiendan su presencia en la Galicia territorial hasta tres meses.

Las condiciones que se establecen en la edición de este año del programa no varían respecto a años anteriores. Se trata de consolidar y blindar la apuesta del Gobierno gallego por mantener, e incrementar dentro de lo posible, las líneas de actuación social que benefician directamente a la ciudadanía, de manera que las políticas socio asistenciales se mantengan incluso en tiempos de dificultad económica para la Administración.

Para beneficiarse del programa, la persona solicitante debió acreditar tener nacionalidad española y ser emigrante gallega o hija de emigrante gallega, residir en Iberoamérica, tener por lo menos 65 años, ser válida por sí misma, y estar en condiciones de realizar un viaje de larga duración, no haber participado en los últimos cinco años naturales en programas de viajes de la Secretaría Xeral da Emigración, tener familiares de hasta cuarto grado de consanguinidad o afinidad con quienes puedan residir durante su estadía en Galicia, así como tener ingresos inferiores a tres veces el importe de la pensión asistencial española por ancianidad marcada para el país de residencia (cantidad distinta a la correspondiente en España). Igualmente, pudieron beneficiarse las y los cónyuges de las personas emigrantes gallegas que cumplan algunos de estos requisitos, según establece la orden reguladora del programa.

Perfil de las personas participantes
Aunque las y los participantes deben tener por lo menos 65 años, es preciso subrayar que el promedio de edad del contingente supera siempre con creces esta cifra, acercándose a menudo a los 75. De promedio, en los años anteriores 4 de cada 5 participó por vez primera en la iniciativa, y alguna y alguno de ellos no había vuelto a Galicia desde que decidiera poner rumbo a su nuevo hogar en Iberoamérica.

1236 lecturas