Miranda conoció de primera mano las expectativas de futuro de la colectividad gallega en el nuevo período que se abre en Panamá

El secretario xeral da Emigración viaja para tomar el pulso de la Galleguidad en el país centroamericano, en un momento histórico para sus posibilidades de expansión. 

Lo mismo que en otros países de América Latina, las comunidades gallegas en Panamá realizan una importante labor social y asistencial.

  • Imagen de la reunión con el embajador Santos (a la derecha de Miranda según se mira la foto), Moyano y Ruenes
    Imagen de la reunión con el embajador Santos (a la derecha de Miranda según se mira la foto), Moyano y Ruenes
  • Imagen de la reunión con miembros de la Sociedad Española de Beneficencia
    Imagen de la reunión con miembros de la Sociedad Española de Beneficencia
  • Imagen de la reunión con miembros de la Sociedad Española de Beneficencia
    Imagen de la reunión con miembros de la Sociedad Española de Beneficencia
Listen to this page using ReadSpeaker
Santiago de Compostela, 28 de junio de 2016.

El secretario xeral da Emigración, Antonio Rodríguez Miranda, se acercó hasta Panamá para conocer la actualidad y expectativas de futuro de las comunidades gallegas en el país centroamericano, en un momento histórico para el mismo por la apertura del nuevo canal interoceánico, que potenciará de manera muy relevante las posibilidades económicas y comerciales del país.

Es la primera ocasión en que Miranda visita a las colectividades gallegas asentadas en Panamá, conformadas fundamentalmente por personas originarias de la provincia de Ourense y, señaladamente, por sus descendientes: es preciso recordar que 7 de cada 10 ciudadanas y ciudadanos gallegos residentes en el Exterior son ya nacidos en la diáspora.

Así, y según los últimos datos del Padrón de Españoles Residentes en el Extranjero del Instituto Nacional de Estadística, viven en Panamá un total de 3.691 gallegas y gallegos, de quienes únicamente 690 nacieron en la provincia donde están inscritos: es decir, el 18'7 por ciento del total.
El viaje de Miranda comenzó con una reunión con las máximas autoridades del Gobierno Central presentes en el país: el embajador español en Panamá, Ramón Santos, el consejero de Empleo y Seguridad Social de la legación diplomática, Carlos Moyano; y la cónsul general, Cristina Ruenes. Con ellos analizó la situación actual de las colectividades gallega, y española en general, y también las posibilidades de expansión internacional de ambas economías en este nuevo período que se abre en la nación centroamericana.

Dos comunidades importantes
Tras esta reunión, el secretario xeral da Emigración mantuvo un primer encuentro con las socias y socios, y directiva, de la Sociedad Española de Beneficencia, que preside Leopoldo González. Se trata de la entidad que presta mayor número de servicios a la diáspora y el centro español más representativo en la Ciudad de Panamá, mayoritariamente integrado por gallegas y gallegos.

En la reunión también estuvo presente el representante de la otra gran entidad que trabaja en el ámbito de la Galleguidad en Panamá, la Sociedad ‘Española de La Chorrera', que toma el nombre de la zona de Panamá Ciudad en la que tiene su sede, y que preside el también gallego Benigno Carreiro.

Este nuevo viaje de Miranda concluyó con una nueva reunión de trabajo, en esta ocasión con miembros consejeros electas y electos del CRE (Consejo de Residentes Españoles) de Panamá, que preside Concepción Cabanillas. Con ellas y ellos departió para tener otra visión más sobre las necesidades, inquietudes y expectativas de las comunidades gallega y española, con el fin de orientar y actualizar adecuadamente las políticas de la Secretaría Xeral da Emigración en el presente y futuros ejercicios, y enfocar con aún mayor precisión las inversiones del departamento (señaladamente las sociales, aquellas que la Administración gallega tiene blindadas), y las nuevas líneas de actuación que se puedan desarrollar ahora que los datos apuntan a una consolidación en la recuperación económica de la Galicia territorial.

Al igual que en los países del resto de América, y también en Europa, las comunidades gallegas han mostrado una vital importancia para la internacionalización y expansión de la economía gallega, papel que se revela de suma importancia en el caso de Panamá, donde una parte relevante de la comunidad gallega está vinculada a la pequeña y mediana empresa.

1370 lecturas