La Xunta necesita que el Estado le transfiera los 243 millones de euros del Fondo de Cooperación para garantizar el cumplimiento de la estabilidad presupuestaria

El Gobierno gallego está haciendo sus deberes y reitera su compromiso con la estabilidad presupuestaria y la reducción del déficit.

El incumplimiento del sistema de financiación autonómica puede poner en riesgo los objetivos de 2011.

Galicia, junto con Madrid, fue la única comunidad que ya cumplió en 2009 y 2010 con el objetivo de estabilidad presupuestaria.

En unas semanas será la primera autonomía en limitar por ley el crecimiento del gasto en los períodos de bonanza y en fijar un techo de gasto en el presupuesto.

Listen to this page using ReadSpeaker
3 de junio de 2011.

La Xunta de Galicia está comprometida con la senda de la estabilidad presupuestaria y con la reducción del déficit tal y como ponen de manifiesto los datos referidos al primero trimestre del año hechos públicos por el Ministerio de Economía y Hacienda, que reflejan que es una de las tres comunidades que mejor se está comportando en los primeros meses del año.

No obstante, el Gobierno gallego, que está haciendo sus deberes en los dos últimos años siendo una de las dos únicas autonomías cumplidoras en 2009 y 2010, advierte de que puede no ajustarse este año a su objetivo del 1,3% de déficit si el Estado insiste en no transferir en este ejercicio los 243 millones de euros correspondientes al Fondo de Cooperación, en el marco del sistema de financiación autonómica.

Desde hace algo más de dos años el Ejecutivo autonómico está siguiendo una política decidida de control del gasto y de disciplina presupuestaria como elementos para impulsar la recuperación económica y para aportar confianza a los mercados, pero el incumplimiento reiterado del modelo de financiación autonómica puede poner en riesgo los objetivos para 2011.

En los últimos dos años la comunidad autónoma ha actuado con una lealtad institucional, que se completará en próximas semanas cuando Galicia se convierta en la primera autonomía que limitará por ley el crecimiento del gasto en los períodos de bonanza y en fijar en cada ejercicio un techo de gasto que tendrá que aprobar el Parlamento autonómico, una norma que ya está en tramitación en la Cámara y que será aprobada en las próximas semanas.

Incumplimientos
La Comunidad gallega reclama para este ejercicio 805 millones de euros por el incumplimiento del nuevo modelo de financiación autonómica, el primero en el que se comienza a ver el alcance del nuevo sistema y sus implicaciones.

El montante global de incumplimientos para Galicia supone 228 millones de euros de minoración de recursos que provoca el Statu Quo. A esta cantidad hay que añadir 243 millones de euros del Fondo de Cooperación que el Gobierno se niega a transferir este año pese a que sí lo hizo en 2010.

Los recursos adicionales de 2010 corresponsal al sistema de financiación autonómica, por importe de 162,3 millones de euros, y los 171,6 por la revisión tras el incremento de tipos impositivos del IVA completan los 805 millones de euros que reclama Galicia.

El Ejecutivo autonómico no va a renunciar a estos fondos por responsabilidad y cree que puede llegar a un acuerdo con el Gobierno central en la Comisión Bilateral solicitada por la Xunta y que tiene que convocar el Estado.

991 lecturas