La Casa de Galicia en Madrid ofrece en colaboración con el Centro Gallego de Móstoles una muestra de bolillos y ‘patchwork’

A mostra durará dúas semanas e inclúe talleres en directo para as persoas asistentes que o desexen.

  • La Casa de Galicia acoge una exposición de palillos y patchwork, realizada en colaboración con el Centro Gallego de Móstoles.
    La Casa de Galicia acoge una exposición de palillos y patchwork, realizada en colaboración con el Centro Gallego de Móstoles.
  • La Casa de Galicia acoge una exposición de palillos y patchwork, realizada en colaboración con el Centro Gallego de Móstoles.
    La Casa de Galicia acoge una exposición de palillos y patchwork, realizada en colaboración con el Centro Gallego de Móstoles.
  • La Casa de Galicia acoge una exposición de palillos y patchwork, realizada en colaboración con el Centro Gallego de Móstoles.
    La Casa de Galicia acoge una exposición de palillos y patchwork, realizada en colaboración con el Centro Gallego de Móstoles.
Listen to this page using ReadSpeaker

Desde hoy miércoles día 3 hasta el domingo 14 de este mes, la Sala B de la Casa de Galicia acogerá la exposición de bolillos y patchwork, realizada en colaboración con el Centro Gallego de Móstoles. La muestra, que exhibe cerca de un centenar de piezas elaboradas de forma artesanal, contará también con talleres en directo que las socias del Centro ofrecerán in situ, de forma gratuita, a cuantas personas muestren interés, especialmente los jueves y viernes.

En el acto de inauguración intervinieron la coordinadora de Actividades de la Xunta en Madrid, Ana Rodríguez Barrena, quien pronunció unas palabras de bienvenida en nombre del delegado, -por encontrarse de viaje-, y el presidente del Centro de Gallego de Móstoles, Francisco Rodríguez Santiago.

En su intervención, Ana Rodríguez explicó que “Los encajes de bolillos, se conocen en toda Galicia, y en muchos lugares del mundo como encaje de Camariñas, por ser las mujeres de esta villa las que han conseguido hacer perdurar la fama de los finos trabajos que vienen realizando desde hace siglos, y que, sin embargo, han desaparecido en otros puntos del litoral gallego”. Comentó también que “A las mujeres, y por qué no a los hombres, que realizan estos trabajos, se les conoce como palilleiras/os por el manejo de los palillos -que son los bolillos en castellano- y se conoce como palilladas a las reuniones, en las casas o en algún otro lugar común, para hacer el encaje. Pues bien en esta exposición, no sólo se recoge la muestra de los trabajos creados por los miembros del Centro Gallego de Móstoles, sino que se trata de una muestra viva, en la que los jueves y los viernes van a funcionar las palilladas que habitualmente se imparten en Móstoles, y que estarán abiertas a todos aquellos que quieran conocer o perfeccionar la técnica en el encaje de bolillos”.

Por su parte, Francisco Rodríguez, comentó entre otras cuestiones el gran desarrollo y acogida que históricamente tenían los encajes desde el Siglo XVI inmortalizados por Velázquez en el XVII “con los fabulosos cuellos y puños de muchos de los personajes retratados”. Recordó también que si hay un nombre en Galicia que evoca el encaje, es sin duda Camariñas, “pueblo cuya actividad está ligada al mar, -cuenta con una conservera de más de 125 años de historia- pero donde los encajes tienen nombre propio, son reclamo para el turismo y un importante peso en su economía”. A Camariñas acuden cada año las profesoras de bolillos de Móstoles para “estar al día de técnicas y diseños” y así poder incorporar a sus enseñanzas las novedades que se produzcan en este arte, comentó Rodríguez Santiago.

Entre los objetos expuestos en la Casa de Galicia se encuentra una amplia colección de abanicos, chales, pañuelos, fulares, paños de mesa, ligas de novia, bolsos, manteles, mantillas… Destacan especialmente, por su trabajo y complejidad, un chal de seda y un calendario de adviento cuyo valor supera los dos mil euros cada pieza.

El Centro Gallego de Móstoles se creó en 1997 con el objetivo de reunir a los gallegos y a las gallegas de la zona sur de la comunidad de Madrid. En cuanto a los bolillos, la entidad fue pionera en promover clases de esta materia, que tuvieron siempre una gran aceptación, no en vano también organizan en la localidad los Encuentros de Bolillos que se celebran, a nivel local, autonómico y nacional. Alumnas y profesoras del Centro Gallego de Móstoles acuden también a otras citas por toda la geografía española, Cuenca, Guadalajara, Toledo, Zaragoza… donde las palilleiras intercambian y amplían conocimientos, técnicas y formación sobre todos los aspectos de esta delicada actividad.

En la exposición en la Casa también hay piezas de Patchwork, o la palabra española sinónima Almazuela, (que proviene del árabe almozala o almozaia, de almoçala, alfombrilla), resultado de la unión de pequeñas piezas. Inicialmente estos trabajos se hacían para “reciclar” restos de telas o recortes de prendas ya usadas pero en la actualidad se ha convertido en un auténtico arte que tiene millones de seguidores en todo el mundo.

2183 lecturas