Feijóo expone la necesidad de abordar el retorno y la migración planificada y ordenada a nivel europeo y estatal para afrontar las consecuencias del envejecimiento

“Si cedemos terreno en ese debate, otros lo ocuparán con discursos que responden más a la emoción que a la razón; al ruido que a la serenidad; al populismo que a la política bien ejercida”, dice.

Destaca la visión de Galicia de la diáspora como “una oportunidad” para difundir y proteger nuestra cultura, nuestras posibilidades turísticas o de expansión empresarial, pero muy especialmente, como trampolín de retorno de quienes un día marcharon y de sus hijas, hijos, nietas y nietos.

Incide en la necesidad de, a nivel estatal, dar pasos importantes cómo: actualizar el sistema de homologación de títulos; agilizar el acceso a la nacionalidad; y reconocer con más rapidez permisos de residencia a cónyuges, hijas e hijos y demás familiares sin nacionalidad de las y los retornados españoles.

El presidente de la Xunta participó hoy en el debate Regiones y diáspora, en el marco del Congreso de autoridades locales y regionales del Consejo de Europa, donde compartió la apuesta de Galicia por el retorno y su experiencia en este ámbito
El presidente de la Xunta participó hoy en el debate Regiones y diáspora, en el marco del Congreso de autoridades locales y regionales del Consejo de Europa, donde compartió la apuesta de Galicia por el retorno y su experiencia en este ámbito
Listen to this page using ReadSpeaker
Santiago de Compostela, 27 de octubre de 2021.

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, expuso hoy la necesidad de abordar el retorno y la migración planificada y ordenada a nivel europeo y estatal para afrontar las consecuencias del envejecimiento. “Si cedemos terreno en ese debate, otros lo ocuparán con discursos que responden más a la emoción que a la razón; al ruido que a la serenidad; al populismo que a la política bien ejercida”, dijo.

Durante lel debate Región y diáspora, en el marco del Congreso de autoridades locales del Consejo de Europa, Feijóo compartió la apuesta de Galicia por el retorno y su experiencia en este campo, refiriéndose a la diáspora como “una oportunidad” para difundir y proteger nuestra cultura, nuestras posibilidades turísticas o de expansión empresarial, pero muy especialmente, como trampolín de retorno de quienes un día marcharon y de sus hijas, hijos, nietas y nietos.

En esta línea, destacó las iniciativas que está desarrollando la Xunta encaminadas a transformar los vínculos con las gallegas y los gallegos del exterior en raíces y, si ellas y ellos así lo desean, emprender una vida en la Comunidad: la creación de una Oficina integral de asesoramiento y seguimiento al retorno que ya ha ayudado a 6.500 familias; ayudas económicas a 3.000 familias para facilitar su integración; “e incrementamos las ayudas a los que quieran emprender, con cuantías que ya han beneficiado a más de 500 proyectos, revirtiendo en la economía gallega ocho veces más que el apoyo público”, añadió.

El titular del Gobierno gallego se refirió también al retorno como un instrumento fundamental en la política gallega frente al reto demográfico, recordando que Galicia ganó población por primera vez gracias al saldo migratorio positivo.

“Galicia, hoy, se dirige a sus hijos e hijas -sobre todo a los de segunda y tercera generación- para invitarlos a regresar”, abundó, resaltando también la Ley de Impulso Demográfico, que abre la senda a través de la cual la Comunidad contará con una educación infantil gratuita para todas las niñas y los niños gallegos.

En lo tocante a la política de migración, Feijóo incidió en la necesidad de, a nivel estatal, dar algunos pasos importantes como: implantar una reforma normativa que facilite una integración plena, tanto a aquellas y aquellos con nacionalidad como a las y los que no la tienen; actualizar el sistema de homologación de títulos; agilizar el acceso a la nacionalidad; reconocer con más rapidez permisos de residencia a cónyuges, hijas e hijos y demás familiares sin nacionalidad de las y los retornados españoles; y reconocer el derecho a residir y trabajar en España a jóvenes de alta cualificación que vienen a estudiar.

201 lecturas