A Estrada se vuelca con la fiesta intercultural de la emigración

La villa acogió degustaciones y música de otros países, talleres y actividades.

Listen to this page using ReadSpeaker

A Estrada reeditó este domingo la exitosa experiencia que se puso en marcha el pasado año con una fiesta intercultural dedicada a la emigración en la que cabían actividades de todo tipo, degustaciones, talleres, música, folclore y exposición y venta de productos típicos de otros países.

La excelente climatología durante toda la jornada ayudó bastante a los organizadores de la Festa das Culturas, contándose en todo momento con bastante público y participación.

El objetivo esencial de esta experiencia es favorecer la integración de las distintas culturas que conviven en el municipio, donde existen numerosos colectivos de emigrantes y retornados procedentes de distintos países sudamericanos y el norte de África.

Hubo acto inaugural, sobre la una de la tarde y cuando ya había bastante bullicio en la plaza del Mercado, participando el alcalde, José López, y la edil de Servicios Sociales, Amalia Goldar. La organización recurrió a los propios colectivos locales de emigrantes, y una empresa especializada que logró la presencia de expositores y grupos que participan en eventos de este tipo.

En su intervención, el alcalde resaltó lo enriquecedor que resultan estos encuentros, que ayudan además a la integración de los emigrantes y a abrirles la posibilidad de participar más en la vida social local.

Uno de los mayores alicientes era la degustación de productos, comidas y preparados típicos de otros países, sin que faltara la repostería marroquí o su té, las arepas peruanas, platos venezolanos y bebidas típicas.

Tras la inauguración, el público empezó a cogerle el aire a la fiesta con una demostración de capoeira. Casi una veintena de de puestos ocupaban la mayor parte del espacio en la plaza.

Una tarde muy animada con cuentos árabes y rock gallego
La oferta lúdica fue especialmente intensa por la tarde, después de la comida, abriéndose el amplio abanico de actividades -siempre en la plaza del Mercado- con la lectura de cuentos tradicionales árabes, obradoiro de henna, exhibición de folclore venezolano, taller de caligrafía árabe y animación en todo momento en la zona de los puestos y expositores.

Sobre las siete y media tocaba iniciar un apartado musical que se abría con un concierto de música cubana, seguido de la actuación de un grupo de rock gallego.

Destacó también el puesto de venta de comida venezolana, el éxito en la participación de varios artesanos, sin que faltara el cuero, las tartas o los zapatos, así como los juegos y actividades que se organizaron para los más pequeños y pequeñas.

 

Fuente: La Voz de Galicia | Foto: La Voz de Galicia

884 lecturas