Alfonso Rueda y Rodriguez Miranda visitan el Colegio Santiago Apóstol del Centro Galego de Buenos Aires

Listen to this page using ReadSpeaker
Buenos Aires, 12 de septiembre de 2014.

El vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda acompañado del secretario xeral de Emigración, Antonio Rodríguez Miranda visitaron hoy el colegio Santiago Apóstol do Centro Galicia acompañado por el adjunto al Jefe de Gobierno de Buenos Aires, Horacio Rodríguez.

Rueda resaltó que la puesta en marcha de este centro en el año 1998 supuso la culminación de muchos esfuerzos de la colectividad gallega que tenían como máxima prioridad proporcionar una educación de calidad a sus descendientes para convertirlos en sucesores y transmisores de la esencia patrimonial gallega en la capital argentina.

El Colegio Santiago Apóstol cuenta con más de 500 alumnos de los que más del 80% son descendientes de gallegos, y fue creado por iniciativa de la Xunta de Galicia y del Centro Galicia de Buenos Aires con el valor añadido de la lengua y cultura gallegas, que finalidad principal de propagar y sostener una educación basada en los principios biculturales argentino-gallegos que cimienten las bases de la colectividad gallega en la Argentina.

El Centro Galicia nace en el año 1979, como fruto de los ya existentes centros coruñés, orensano, lucense y pontevedrés, y con el fin prioritario de agrupar a todos los gallegos de Buenos Aires en diversos terrenos, desde la cultura al deporte, empleado de manera singular como vehículo de unión y de integración. El gran número de socios de la entidad más de diez mil, lo convierte en un referente importante de la diáspora gallega no sólo en Argentina, sino en todo el mundo.

En el año 2005 se concedió la Medalla de Galicia en la categoría de plata, al Colegio Santiago Apóstol de Buenos Aires, que forma parte del Centro Galicia. La entidad posee un local social en propiedad de más de 14.500 metros cuadrados, de los que casi la mitad nos conforma el propio Colegio, y cuenta también con un amplísimo campo de deportes e hinca de recreo, de 11 hectáreas, en la zona de Olivos.

830 lecturas