Casimiro Gómez Cobas

Entre la piel y el auga: la vida de un home de negocios
Casimiro Gómez Cobas

Nació en Viascón (Cotobade) en 1854 en el seno de una familia de labriegos. Su padre, Benedictino Gómez, tenía un hermano emigrado en América y aquel hecho espabiló gran admiración e inquietud en el joven Casimiro. En torno a 1867, deseoso de seguir los pasos de su tío Fidel, Casimiro Gómez, emprende rumbo a la emigración. Según algunas fuentes se dirige primeramente a Brasil, pero otras apuntan a que el joven pretende arribar en la Argentina donde residía su pariente. Con trece años se instala definitivamente en la ciudad de Buenos Aires, donde tras adquirir experiencia como aprendiz de talabartero, inaugura "La Nacional", negocio por cuenta propia, que se había de convertir en una de las principales talabarterías del país. Tal era la envergadura de la empresa, fundada en 1878, que a la altura de 1920 en las intalacións fabriles y almacén, de las calles 24 de Noviembre y Buen Orden de la capital bonaerense, trabajaban más de 2000 empleados.

Con apenas 24 años el gallego ya consolidado como un gran comerciante e industrial contrae matrimonio en la capital porteña. La fortuna conseguida le permitió adquirir grandes haciendas en tierras de San Luis, Santiago del Estero, Río Negro, Neuquén, la Pampa y el Chaco. En la Pampa compra tres grandes estancias: La Nacional, Lanas Delicias y Chamaico, dedicadas a la cría de reses de la que obtiene la piel para la producción de los curtidos. Además gracias a la donación de terrenos de su propiedad contribuyó a la fundación de núcleos de población como Roca, durante la presidencia del general Roca en Neuquén, Nueva Galia, Casimiro Gómez, Lana Maroma, Lana Nacional o Ingeniero Malmen.

La alta calidad de los productos elaborados en "La Nacional" fue reconocida en diferentes exposiciones y certámenes de prestigio internacional, como en la Exposición Rural Argentina de 1882, en la Exposición Continental del mismo año, en la Universal de París en 1889 o Exposición Industrial de él Centenario en 1910. Incluso las monturas producidas en su industria fueron elegidas por el gobierno argentino como las reglamentarias del ejército.

Fue fundador y vicepresidente del Centro Industrial Argentino e integra el Consejo de Administración da Unión Industrial. Integrado en los círculos más selectos de la sociedad argentina, se vinculó a una amplia nómina de sociedades de tipología bien diversa. Formó parte de sociedades anónimas como la Sociedad Rural, a Farmaco Argentina, La Importadora y Exportadora de la Patagonia, El Diario Español, la Sociedad Nueva España, La Armonía, la Compañía de Seguros "La Positiva", la Sociedad Ganadera, La Oriental, la Compañía Nacional de Transportes, la Liga Agraria, la Bolsa de Comercio, la Cruz Roja Argentina, la Sociedad de Educación Industrial, el Comité Nacional de Comercio, así como en diferentes instituciones bancarias, entre las las cuales destaca el Banco Español del Río de la Plata, del que fue uno de los fundadores. Además formó parte, como directivo o socio, de diferentes sociedades de emigrantes como el Centro Gallego, la Sociedad Española de Beneficencia, la Sociedad Española de Socorros Mutuos o el Club Español. Desde la junta directiva del Hospital Español manifiesta su espíritu solidario contribuyendo al sostenimiento del Patronato de la Infancia.

El éxito económico conseguido por el gallego en la Argentina no significó el olvido de su querida Pontevedra. Las gestiones del Marqués de Riestra, asesor personal y amigo de Casimiro Gómez, le permitieron la adquisición de una hinca de unas setenta hectáreas en el Monte Porreiro. "Villa Buenos Aires", nombre que le asigna en homenaje a la tierra que lo había acogido, se convierte en una hermosa y rica explotación agropecuaria en la que Casimiro Gómez pasa los períodos vacacionales. En ella cultiva viñedos y frutales, y además reserva para la cría de ganado una importante extensión de terreno. Los productos de la "Villa" recibieron importantes premios en las diferentes Exposiciones a las que concurrieron.

No menos exitoso fue el proyecto de creación de un Balneario fundado por el gallego con el fin de rentabilizar la riqueza de las aguas de los manantiales minero-medicinales del entorno de "Villa Buenos Aires". En 1904 se le concede la declaración de utilidad pública y en el mismo año Casimiro Gómez remite al Ministerio los planos del Balneario, ubicado en la margen izquierda del Río Lérez. En seguida el establecimiento habría de constituirse como un destacadísimo centro de reunión de los políticos de la época, donde se llegaron a fraguar importantes medidas políticas. Además del disfrute in situ de las aguas, sus propiedades minero-medicinales las hacían aptas para su venta, por lo que el afamado Casimiro Gómez emprendió un nuevo negocio de gran éxito: su embotellado y comercialización. Las "Aguas Lérez" consiguieron una exitosa acogida en los mercados, especialmente en el mercado argentino, donde el número de ventas de "La Mejor Agua Mineral natural de mesa, recomendada por la ciencia" -unas de las frases publicitarias con las que se anunciaba en la prensa de la época- desbordó las previsiones iniciales. La campaña de publicidad fue organizada a través de la prensa étnica en Buenos Aires y en muchos de los diarios pontevedreses figuraban los llamativos esloganes de las aguas. Igualmente, a través de la revista Lérez, que él mismo editaría desde 1908, se ensalzan las cualidades y poder curativo de su producto. Los premios no tardaron en llegar; en 1907 es galardonada en la Exposición Internacional de Higiene celebrada en Madrid y pocos años después consolida éxitos en la Exposición Regional Gallega celebrada en Santiago y en la Internacional de Higiene de Buenos Aires; incluso el propio Alfonso XIII felicita a la Casimiro Gómez por su altísima calidad.

Más allá del espíritu emprendedor que manifestó en sus negocios, su carácter altruista dejó fonda pegada en la tierra natal. Su cometido filantrópico fue destacadísimo en el proceso de modernización y desarrollo de la ciudad del Lérez en la primeria mitad del siglo XIX. Colaboró económicamente con diferentes instituciones benéficas; el Hospicio y el Hospital Provincial fueron algunas de las entidades que recibieron sus donaciones e incluso puso la disposición del Ayuntamiento algunas de sus propiedades, con el fin de llevar a cabo la construcción de obras públicas; tal fue el caso de la Escuela de Artes y Oficios o del Cuartel de la Guarda Civil, además de la construcción de varios lavaderos públicos.

Comprometido con la cultura y la educación gallega llevó a cabo numerosas acciones filantrópicas; una de las más destacables fue el sostenimiento de la escuela pública de Viascón. En Barcelos (Pontevedra) donó lo solar en lo que se había de construir el colegio y fue protector de las Colonias Escolares en Lalín. En la misma dirección destacó como activo donante de libros de temática americanista a la Biblioteca América de la Universidad compostelana.

Tras una intensa vida dedicada al mundo de los negocios y sin olvidar nunca sus raíces, fallece con 86 en la ciudad de Vigo, dejando una importante huella en la historia de la emigración gallega y en la propia historia de Pontevedra.

Bibliografía: 

CASTRO LÓPEZ, MANUEL (DIR.) “Almanaque Gallego para 1898”; ano 1, t.1. Bos Aires: Imprenta de “El Correo Español”, 1898.

S.D.: “Correo de Galicia. Órgano de la colectividad gallega en la República Argentina”, nº 729 (16 de maio de 1920), Bos Aires, p.1.

VALLE PÉREZ, XOSé CARLOS (COORD.); Balneario do Lérez. Memoria Gráfica dunha época: [catálogo da exposición]. Pontevedra: Museo de Pontevedra, 1997.

VIEITES TORREIRO, DOLORES; “La participación de los gallegos en el movimieno obrero argentino 1880-1930); en NÚÑEZ SEIXAS, Xosé Manuel (edit.): Galicia Austral: la inmigración gallega en la Argentina. Bos Aires: Editorial Biblos 2001, p. 177. CAGIAO VILA, PILAR; Os Países americanos e a Biblioteca América: doadores, colaboradores e redes, 1907-1926; en

CAGIAO VILA, Pilar (coord.): Cen Anos da Biblioteca América: 1904-2004. Santiago de Compostela: USC, 2004; p. 91

PÉREZ LEIRA, LOIS: Galegos na Arxentina, galegas na Arxentina: unha ollada fotográfica. [Galicia]: FESGA D. L. 2006.

Fotografías

  • Fotografía de Aguas Lerez
  • Augas Lerez
  • Interior Aguas Lerez
  • Cartel Lerez
  • Balneario Lerez
  • Balneario
  • Médicos en el Balneario
  • Fotografía La Nacional
  • Personalidades en el Balneario
  • Anuncio de La Nacional
  • Fotografía de La Nacional
  • Edificion de La Nacional
  • Fachada de La Nacional
  • Fachada de la Administracion
  • Finca Monteporreiro.jpg
  • Fotografía
  • Fotografía
  • Retrato Casimiro Gómez
  • Retrato Casimiro Gómez Cobas
  • Bodas de Oro
  • Talleres Civiles
  • Oficiales ingleses

Álbum de la Emigración

El Álbum de la Emigración recupera las figuras más destacadas de las colectividades gallegas en América, así como sus principales creaciones. Un acercamiento a la memoria de nuestra emigración.

El Álbum de la Emigración es un proyecto delArchivo de la Emigración Gallega(contenidos) yculturagalega.org(diseño)

E-mail : aemigracion@consellodacultura.org
Tel: +34 981 557351 / Fax: +34 981 582985


Consello da Cultura Galega
5236 lecturas